Quien nos ayude debe ser ayudado

El Correo, Sevilla Actualizado 18/05/2012 22:00

La firma ha invertido 25 millones en ampliar su fábrica y anuncia que creará puestos de trabajo.

El Grupo Orangina Schweppes inauguró ayer la nueva línea de envasado aséptico en su fábrica de Alcalá de Guadaíra, en presencia del alcalde alcalareño, Antonio Gutiérrez Limones; el secretario general de Economía de la Junta de Andalucía, Gaspar Llanes Díaz-Salazar; y el consejero delegado de Orangina Schweppes Iberia, Ignacio Silva. El grupo ha invertido más de 25 millones de euros en esta ampliación.

La obra ha consistido en la instalación de una nueva línea de envasado aséptico para embotellar bebidas sin gas como Sunny Delight, Trina, Vida y otros nuevos productos, con los que se alcanzará una capacidad productiva superior a los 70 millones de litros anuales. El grupo creará nuevos puestos de trabajo en la fábrica que, junto a los profesionales de venta que conforman el área andaluza, presentes desde que la compañía se instaló en la comunidad hace más de 60 años, constituye una plantilla de aproximadamente 150 personas.

El alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones, aseguró ayer que “la ampliación de la capacidad productiva de la fábrica de Orangina Schweppes es un ejemplo de economía productiva, de una inversión que sirve a los intereses de la empresa que la realiza, pero sirve también a los intereses generales, en este caso los de Alcalá de Guadaíra, que vemos cómo nuestro tejido industrial se fortalece en un momento delicado en el que cada esfuerzo cuenta”.

En su intervención, el consejero delegado de Orangina Schweppes Iberia, Ignacio Silva, destacó que, “para Orangina Schweppes, como miembro comprometido de la industria alimentaria, la creación de esta nueva línea de envasado es un hecho clave y fundamental, ya que representa una importante contribución al desarrollo de la región y un claro compromiso de inversión a largo plazo, que es una de las características principales de nuestra casa madre japonesa, Suntory, y también una manifestación de confianza en la economía andaluza en estos difíciles momentos”.

El consejero delegado aseguró también que “con la puesta en marcha de la nueva línea de envasado se impulsa la creación de empleo y la generación de negocio” en Andalucía, y destacó la importancia de que las empresas y los poderes públicos “trabajen conjuntamente para extender el alcance de las fuerzas de ambas a la sociedad y al mercado”.

La compañía se encuentra inmersa en una etapa de crecimiento, cuyo objetivo es el incremento de la cuota de mercado y la rentabilidad de Orangina Schweppes. Para ello, invertirá en sus marcas más representativas, en la innovación y en potenciar la cartera de productos. Por eso adquirió en 2010 la marca de bebidas Sunny Delight y, ahora, con la ampliación de la fábrica de Alcalá, podrá aumentar su capacidad productiva y elaborar esta bebida en España.
0