"La hermandad está en un callejón sin salida por su endeudamiento"

ENTREVISTA

"La hermandad está en un callejón sin salida por su endeudamiento"

José Gómez Palas Actualizado 28/05/2012 20:23

José Manuel Campos

Hermano mayor de la Esperanza de Triana entre 1997 y 2000, José Manuel Campos vuelve a sus 73 años a la carrera electoral de la calle Pureza, unos comicios en los que se verá las caras con Manuel Zamora y Alfonso de Julios-Campuzano .

- ¿Cómo calificaría el momento actual de su hermandad?

- Estoy de acuerdo con los que opinan que la fractura social es importante. No deja de ser importante tampoco la cuestión económica. Pero veo más preocupante la fractura social que la situación económica. Amén de que hay cosas en la hermandad que hay que arreglarlas y ponerlas en su sitio, y me refiero sobre todo al patrimonio de la hermandad. No tenemos un sitio donde exponerlo, los mantos de la Virgen están por los suelos y eso vale mucho dinero para tenerlo tirado y tienen que servir a la hermandad durante mucho tiempo.

- Enúncienos brevemente los tres principales proyectos de su candidatura.

- Nuestro lema es trabajo, unión y gloria para hacer hermandad. Dentro de esos tres contextos importantes que tiene la hermandad, hay uno sobremanera que es cumplir exactamente nuestras reglas, que en algunos momentos no se cumple. Por ejemplo, las Reglas contemplan una junta económica y una junta consultiva que desde yo salí de hermano mayor, hace 12 años, no se reúnen. Luego, cuidar el patrimonio de la hermandad, recogerlo. No podemos estar así. Eso vale mucho dinero y no podemos tenerlo por los suelos. Y luego también está la cuestión de organización económica dentro de la hermandad, ya que hasta ahora mismo no se coge dinero más que para pagar. Habría que organizarlo debidamente con idea de que nos dé lugar a otras cosas. No podemos olvidarnos tampoco de la labor asistencial ni de la vida de la hermandad.

- ¿Qué señas de identidad diferencian su candidatura de la de sus dos oponentes?

- Hay una cuestión importante, experiencia. En estos momentos, la hermandad requiere quizás más de experiencia que otras cosas. La candidatura la componen gente que están acostumbrada a la hermandad porque la conocen en todos sus aspectos y la viven casi a diario.

- ¿Qué le ha faltado o le ha sobrado a la hermandad en los últimos seis años?

- Particularmente creo que ha faltado austeridad. No se puede gastar el dinero de la forma que se ha gastado, alegremente. La hermandad es sabia en su recorrido histórico y se ha podido esperar un poquito para no meter a la hermandad en este endeudamiento hasta el año 35. Eso es meter a la hermandad en un callejón sin salida importantísimo. Luego ha faltado transparencia. Los hermanos tienen que conocer la hermandad y la junta tiene que hacérsela conocer porque los tiene inmersos dentro de un problema económico como el que tenemos ahora. La ayuda de los hermanos es importantísima y es la única que de verdad podemos conseguir directamente.

- ¿Debió ir el Cristo de las Tres Caídas a Madrid?

- La asamblea de hermanos dijo que no y es soberana. Pero creo que si el actual hermano mayor hubiera tratado eso de otra forma y lo hubiera dado a conocer a los hermanos en tiempo y forma a lo mejor el resultado hubiera sido otro..

- ¿Qué puede hacer la hermandad por su barrio?

- El barrio está siempre con la Esperanza de Triana y lo manifiesta todos los años. En eso el barrio es sabio y sabe de sobra en qué momento y en qué sitio tiene que ver a sus imágenes trianeras. El barrio está con nosotros y nosotros siempre estaremos con nuestro barrio.

- ¿Qué tocaría usted de la estación de penitencia?

- Para nosotros la estación de penitencia es muy difícil y no por nosotros. Nosotros cumplimos y vamos en condiciones, pero luego tenemos una serie de inconvenientes que son lo que nos provocan las hermandades que nos preceden. Si El Calvario no puede andar y no puede entrar en la Campana, nosotros tenemos que comprimirnos al máximo para que el Gran Poder pase de Zaragoza a Gravina. Son momentos difíciles para nosotros y hay momentos en que el paso va por delante de los nazarenos para dejar paso al Gran Poder. Habría que buscar alguna fórmula para evitar eso..

- ¿Apoyaría usted un Viacrucis de las hermandades de Triana?.

- Pues sí, totalmente. Ya cuando fui hermano mayor hicimos un convenio entre todas las hermandades de Triana del que han quedado secuelas, como es la guardería de Nuestra Señora de la Estrella. ¿Por qué no lo voy a apoyar? La unión siempre hace la fuerza. .

- Visto el resultado de las obras de ampliación de la capilla. ¿Le satisfacen los frutos?

- Yo no estoy satisfecho, la verdad. En principio, de ninguna forma lo estaba. Luego, después de terminada la capilla, estoy casi resignado, como diciendo ‘bueno, qué le vamos a hacer, esto es lo que tenemos y aquí tenemos que vivir y tener nuestra capilla'. Yo tenía una idea completamente distinta. Mi idea era tirarlo todo abajo y hacer una capilla en condiciones, o más bien una Basílica. Luego, con el paso del tiempo, he ido acoplándome a su vista, pero la realidad es que al cien por cien no estoy satisfecho de lo que se ha sacado de la capilla. Es pequeña y no sabemos tampoco cómo va aquedar el retablo del Cristo en el contexto de la capilla actual. No puedo estar contento cuando en la capilla no tenemos todavía licencia de primera ocupación ni se ha echado a andar el aire acondicionado.

- ¿Qué cree que pasará con el retablo del Cristo de las Tres Caídas?

- Bueno, yo creo que es un proyecto interesante y bueno, lo que pasa es que se ha tardado mucho tiempo en su ejecución.

- ¿Pediría el voto por alguno de los otros dos candidatos en caso de quedar descartado en la primera vuelta?

- Claro que lo pediría, lógicamente. Lo que pasa es que es una cuestión un poco difícil porque cada hermano tendrá en principio su predilección y luego el voto es secreto. Tú puedes pedir el voto para un determinado candidato, pero el hermano hará luego lo que le dé la gana.

0