El horario tope para los veladores enfrenta a vecinos y hosteleros

El horario tope para los veladores enfrenta a vecinos y hosteleros

I. Alonso / L. Blanco, Sevilla Actualizado 28/05/2012 23:59

Los empresarios rechazan cerrar a las 23.00 horas en zonas acústicamente saturadas y los residentes piden más restricción.

El Ayuntamiento mantiene su intención de aprobar la nueva ordenanza de veladores "de la manera más consensuada posible" pero lo cierto es que ayer en la reunión de la comisión con vecinos y hosteleros las posiciones que ambos sectores pusieron sobre la mesa siguen bastante alejadas. El principal punto de fricción es la instalación de terrazas en las Zonas Acústicamente Saturadas (ZAS), que la Plataforma por el Derecho al Descanso rechaza rotundamente, y el horario tope para que bares y restaurantes mantengan las mesas en la calle.

El borrador inicial de la nueva ordenanza preveía reducir una hora el horario máximo de los veladores, de las dos a la una de la mañana, y permitir nuevas licencias en Zonas Acústicamente Saturadas, hasta ahora vedadas, a cambio de que en ellas las mesas fueran recogidas a las once de la noche. En la comisión de ayer, los hosteleros rechazaron esta restricción al considerar que va en contra de la "cultura" de la ciudad.

"No podemos ser más estrictos en Sevilla, cuna del velador, que en París, Roma, Madrid o Viena", defendió el presidente de los hosteleros, Pedro Sánchez Cuerda, que destacó que tener las mesas recogidas a esa hora implica cesar la actividad a las 22.30 horas en zonas muy turísticas como el casco histórico. Por eso, pidió aplicar la "lógica" aunque no concretó qué horario aceptaría el sector.

Tampoco la presidenta de la Plataforma por el Derecho al Descanso, Lola Dávila, concretó su propuesta al respecto pero señaló que las 24.00 horas aún les parece "excesivo" porque "quien tenga que levantarse a las cinco o a las seis de la mañana tiene derecho a sus ocho horas de sueño", que así no podría cumplir.

Entre las propuestas vecinales aportadas en la reunión, en la que también estuvieron presentes el Defensor del Ciudadano y la asociación de Juristas Contra el Ruido invitada por la Plataforma, destaca también el rechazo a que las licencias se concedan por superficie y no por número concreto de veladores como hasta ahora. De hecho, los vecinos proponen no solo que se mantenga el sistema actual, sino que se obligue a los establecimientos a informar en un sitio visible de las mesas y sillas para las que tienen licencia.

También proponen que se amplíe el espacio libre para el paso de peatones entre las terrazas, que los vecinos tengan potestad para vetar su instalación junto a sus domicilios así como un aumento de los controles e inspecciones. "Queremos que se agilicen los trámites administrativos cuando se sanciona o denuncia al bar que incumple, y un mayor número de inspecciones", reclamó Lola Dávila.

El presidente de la Asociación de Hosteleros mostró la disposición del sector a lograr a un acuerdo pero criticó que se "demonice" a estas empresas y rechazó que se haga una ordenanza pensando en los incumplidores, cuando éstos son "solo el 1 o 2%" de los hosteleros.

En este sentido, el sector pidió al Ayuntamiento que rebaje las sanciones previstas que, en el caso de las infracciones más graves, pueden alcanzar los 120.000 euros. Sánchez Cuerda denunció que una multa de esta cuantía "supone la defunción de un bar pequeño, ya que se está aplicando la misma normativa que cuando se construye un hotel en un parque protegido". Con todo, calificó de "positiva" la reunión y rehusó plantear la ordenanza como un enfrentamiento entre vecinos y empresarios, que "siempre han convivido". "Nos ofrecemos a vigilar y perseguir al que incumple, pero porque incumplan unos pocos no se nos puede tachar de generadores de ruido cuando somos un sector económico clave", alegó.

El Ayuntamiento asegura que "se estudiarán y analizarán todas las sugerencias" hechas en la comisión por ambos sectores. "Se han escuchado y anotado todas y cada una de las propuestas realizadas, que serán tenidas en cuenta a la hora de elaborar el borrador de la ordenanza", destacó en una nota, y añadió que el futuro texto "será consensuado de nuevo con todos los sectores".

0