La ciudad asume el Charco de la Pava a final de año sin fondos...

 

La ciudad asume el Charco de la Pava a final de año sin fondos para mantenerlo

Los trabajadores de Parques y Jardines ven una "barbaridad" gestionar más de 80 hectáreas con la plantilla y los recortes actuales · La solución es que un ente supramunicipal gestione los parques metropolitanos

A. S. Ameneiro | Actualizado 01.05.2012 - 05:03El Ayuntamiento de Sevilla tiene un problema con el nuevo parque construido sobre el Charco de la Pava que todavía no se ha inaugurado. Con una extensión superior a 80 hectáreas, unas dimensiones similares a las del Parque del Alamillo, fue construido por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y ahora pasa al Consistorio, que asumirá su gestión a finales de este año con idea de incorporarlo a la lista de zonas verdes que mantienen los empleados públicos del área de Parques y Jardines, asegura la delegación que dirige el concejal Maximiliano Vílchez (PP).
La Confederación confirma que el nuevo Parque de la Vega de Triana (el nombre oficial que sustituirá al actual) es una obra terminada y lista para ser entregada cuyo coste de mantenimiento no puede seguir sosteniendo este organismo estatal porque no es ésa su función. El contrato para la conservación de la vegetación acaba el 31 de diciembre de 2012, ni un día más ni menos, explicó a este periódico su presidente, Manuel Romero. La construcción del parque fue posible tras un convenio firmado con el Ayuntamiento de Sevilla hace casi una década, en 2003, con el gobierno del socialista Alfredo Sanchez Monteseirín. De los 13 parques previstos se han construido 9 con un presupuesto de adjudicación de 95 millones de euros, según la Confederación.
No hay datos sobre lo que puede costarle a la ciudad conservar este nuevo parque que une a su naturaleza verde los tradicionales usos deportivos y de aparcamiento para la Feria. La Confederación se resiste a dar una cifra.
Fuentes sindicales de la plantilla de Parques y Jardines ven imposible que el Consistorio pueda hacerse cargo del Charco de la Pava con la precaria situación económica actual y los recortes presupuestarios que no cesan. "Con el personal que hay y sin posibilidad de cubrir vacantes sería una barbaridad que nos hagamos cargo de 80 hectáreas. Es difícil de asumir más trabajo, a no ser que quieran cambiar unas zonas por otras", agregaban las fuentes.
Según expertos como Indalecio de la Lastra, ingeniero de caminos y asesor en temas de urbanismo, el problema que se plantea con el Charco de la Pava se repetirá en el futuro con el parque de Tablada y el corredor verde del Aljarafe del Río Pudio. La solución, recalca, pasa por una gestión metropolitana de este tipo de parques amplios que dan servicio más allá de la capital porque los ayuntamientos están arruinados o con el agua al cuello.
"Debe existir un ente que se ocupe de la gestión de los parques metropolitanos, como existe en Madrid y Barcelona, a un coste mínimo, con soluciones mecanizadas y gestionando mejor el dinero que hay. El Ayuntamiento no puede abordar esa cantidad de metros cuadrados, y más en tiempos de recortes. Ni tiene técnicos ni criterios. Es una opinión que compartimos muchos, pero el Consistorio no lo está solicitando ni abordando", explica el experto.
De la Lastra insta, ahora que la Junta acaba de renovar su Gobierno, a que las administraciones busquen soluciones integrales a este tema e ir planificándolo para cuando haya presupuesto suficiente ahora que el Gobierno de la Junta está a punto de renovarse. El Alamillo es una excepción, con su propia dirección y dependiente de Obras Públicas de la Junta.
El experto considera un "parche" que hasta ahora el Ayuntamiento de Sevilla haya recurrido a contratos anuales con la empresa Tragsa para mantener siete zonas verdes ya construidas de las diez previstas en el mismo convenio con la Confederación. Se trata del Paseo de la O, el Parque Miraflores, el Parque Tamarguillo, el Jardín Americano-Jardines del Guadalquivir-Paseo de ribera, el Parque Riberas del Guadaíra (carretera Utrera), el nuevo cauce del Guadaíra (Palmas Altas-Cortijo de Cuarto) y Parque San Jerónimo. También queda por incorporar el Muelle de Nueva York y el futuro parque sobre el antiguo cauce del Guadaíra (Polígono Sur).

La ciudad asume el Charco de la Pava a final de año sin fondos...

0