Enrique Ponce: «Hace 31 años que no se cortaba un rabo en Quito, eso lo dice todo» - abcdesevilla.es

 

Enrique Ponce: «Hace 31 años que no se cortaba un rabo en Quito, eso lo dice todo»

El matador de toros saborea todavía el gran triunfo conseguido en la segunda corrida de la Feria Jesús del Gran Poder

ABC

Día 01/12/2010 - 22.26h

comentarios

Enrique Ponce es consciente de la importancia del éxito cosechado al cortar un rabo en la segunda de Feria de Quito, acrecentada por el hecho de que no se cortaba un rabo en esta plaza de Quito desde 1979, cuando lo logró otro torero español, El Niño de la Capea. En este sentido, Ponce ha marcado un hito histórico en esta plaza: “Hace 31 años que no se cortaba un rabo en Quito, eso lo dice todo”, asegura el torero, a lo que añade: “He tenido grandes tardes en esta plaza como demuestra el hecho de que tengo tres trofeos Jesús del Gran Poder, he indultado dos toros, por lo que había cortado rabos simbólicos, pero nunca había cortado el rabo a uno matándolo. Es bonito formar parte de la historia de esta plaza gracias a este triunfo”.

La repercusión del triunfo ha trascendido las propias fronteras de Quito y Ecuador: “Ha tenido un eco tremendo en toda América y también en España porque fue televisada por Canal Sur. La de Quito es una feria con 50 años de historia que tiene gran repercusión y todo el mundo se ha enterado de lo que ha pasado. Me ha hecho especial ilusión que en España se haya visto la faena en directo”.

Ponce explica los pormenores de su obra: “Ha sido una faena importante porque el toro no fue fácil. Hubo que hacerlo, porque al principio era reservón. Le di unos tiempos muy buenos y unos toques precisos, llevándolo tapado. En cada muletazo había una entrega total, llegué a abandonarme por completo. Fue una faena que siempre fue a más, disfruté mucho”.

Situada en el conjunto de la temporada, para Ponce esta faena es “de las importantes de verdad, de esas en las que te sientes a gusto y sueñas el toreo”.

En cuanto al indulto, Ponce tiene su opinión personal: “Se pidió el indulto, algo que aquí es frecuente. Cuando hay una faena grande, el público de esta plaza quiere perdonarle la vida al toro. Al final el toro se rajó, no era de indulto, pero uno, como torero, tiene que atender a esa petición y darle una oportunidad al animal”.

Enrique Ponce actuará mañana jueves de nuevo en la plaza de Quito en un festival y el próximo domingo repite en Lima (Perú), donde el pasado día 28 consiguió cortar una oreja.

Enrique Ponce: «Hace 31 años que no se cortaba un rabo en Quito, eso lo dice todo» - abcdesevilla.es

Comentarios