Un paso subterráneo unirá el Charco de la Pava con el barrio de Triana

Urbanismo da luz verde al modificado del proyecto que prevé reforestar las riberas del Guadalquivir y convertirlas en una zona de esparcimiento • Un paseo elevado discurrirá paralelo al muro de defensa
JUAN PAREJO | ACTUALIZADO 08.10.2010 - 05:03

Las obras vuelven al Charco de la Pava. La Gerencia de Urbanismo ha dado luz verde, en la sesión de la Comisión Ejecutiva celebrada el pasado 15 de septiembre, al modificado del proyecto de acondicionamiento y reforestación de las riberas del Guadalquivir en el Charco de la Pava, por lo que se han reanudado los trabajos en la zona. Las principales novedades respecto al diseño original son la construcción de un paso subterráneo que unirá la ribera con el barrio de Triana y un paseo peatonal elevado sobre el terreno y que discurrirá en paralelo al muro de defensa. La actuación que se define en el modificado responde al conjunto de condicionantes impuestos por el Ayuntamiento de Sevilla, que se reparte la financiación del proyecto -17 millones de euros- con la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Debido a la importancia que el futuro parque tendrá para los barrios de Triana y Los Remedios, Urbanismo ha definido medidas complementarias que contribuyan a mejorar la accesibilidad por parte de los ciudadanos desde estos dos puntos de la ciudad. La principal de ellas es la construcción de un paso inferior bajo el muro de defensa de doce metros de ancho por cuatro de gálibo que servirá de prolongación de la Calle San Vicente de Paúl para regenerar la comunicación peatonal. El modificado también contempla un nuevo sendero de, aproximadamente, 5 metros de anchura, en la margen derecha de la carretera del muro de defensa, con el objeto de garantizar la entrada al parque por distintos itinerarios.

Un resalte de tierra paralelo a la margen del río, que se cerrará contra la actual protección del barrio de Triana, definirá una duna que servirá como primer escudo hidráulico y como zona de paseo y estancia. Sobre él, se configurarán una serie de caminos que conectarán con la margen del Guadalquivir y con las zonas interiores del Charco de la Pava. Un carril bici de 2,5 metros de anchura permitirá la creación de un circuito conectado con el resto de la red que se reparte por la ciudad. Este itinerario ciclista se completará con otras vías peatonales cuyo trazado permitirá la creación de plazas y espacios de esparcimiento.

En las zonas interiores del Charco de la Pava se configurará una red de caminos peatonales para estructurar el espacio y para poder acceder a las distintas zonas. El modificado del proyecto contempla el dimensionado de los diseñados originariamente en función de su utilidad y funcionalidad. Se han diferenciado aquellos de uso exclusivamente peatonal con los de empleo rodado y mixto.

Junto a los senderos se han diseñado importantes zonas verdes con árboles, arbustos autóctonos y praderas con césped. En este sentido, también se ha incrementado la densidad de especies a plantar, con objeto de crear una retícula de arbolado en las explanadas que se destinan como aparcamientos provisionales durante la celebración de la Feria de Abril. Este capítulo también incluye la introducción de especies no recogidas en el primer proyecto modificado conforme a los requerimientos del servicios de Parques y Jardines del Ayuntamiento.

El sistema de regado también se ha redefinido. El riego de las nuevas especies a plantar se realizará mediante la construcción de cuatro grandes pozos de captación de agua bruta, creándose los correspondientes sectores de irrigación regulados con los mecanismos y equipos de Parques y Jardines.

El proyecto modificado también incorpora la realización de la red de drenaje de la calzada derecha de la carretera del muro de defensa, a fin de garantizar la accesibilidad al futuro parque por diferentes trazados. Igualmente, para la formalización del paseo peatonal, el diseño comprende la ejecución de un muro de contención para el talud de tierra que se genere como consecuencia de la ampliación de la plataforma de la calzada sobre el muro de defensa.

Finalmente, se ha aprobado también la remodelación de la intersección situada entre la carretera del muro de defensa y la Avenida de Coria, que une la zona con Triana y El Tardón. Para garantizar un acceso más efectivo se construirá una nueva rotonda partida para acceder al Charco de la Pava de manera más segura.

El modificado del proyecto de acondicionamiento ambiental y reforestación de las riberas del Guadalquivir en el Charco de la Pava ha sido necesario, ya que Urbanismo advirtió que el plan inicial, redactado por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, no garantizaba el mantenimientos de los usos actuales de la zona: deportivo y de aparcamiento en la Feria de Abril. Con esta actualización se respetan dichas actividades.
0