Trece detenidos acusados de nueve robos en Triana-Los Remedios

Trece detenidos acusados de nueve robos en Triana-Los Remedios

se valían de la violencia física y verbal para intimidar a sus víctimas

ABCabcdesevilla / SEVILLA

Día 23/02/2012 - 12.41h

Agentes de la Policía Nacional de la Comisaría de Distrito Triana de Sevilla han esclarecido con la detención de 13 personas, tres de ellos menores, nueve delitos de robo con violencia e intimidación cometidos en gran parte en Triana-Los Remedios. Según ha informado la Policía en un comunicado, los hechos sucedieron en el intervalo de tan sólo dos meses y las investigaciones se han saldado con la detención de todos sus presuntos autores.

A comienzos de este año, los agentes iniciaron un dispositivo ante el repunte en delitos relacionados con robos con violencia e intimidación cuyas víctimas habían sufrido agresiones o habían sido amenazadas con un arma blanca. Las primeras comprobaciones policiales les hacían presagiar que los autores de los delitos registrados eran personas distintas ya que en cada uno de ellos se había empleado un modus operandi diferente. Pese a la variedad delictiva, establecieron un dispositivo para cerrar el cerco en torno a cada uno de los casos y los agruparon según lugar de comisión y método empleado.

En un primer momento, los agentes se centraron en los robos con violencia e intimidación en establecimientos, ya que cuatro de los nueve sucesos tuvieron lugar en supermercados, farmacias e incluso una gasolinera. Las investigaciones posteriores culminaron con la identificación y localización de los autores de los mismos, un total de cinco personas de las cuales sólo dos de ellos tenían conexión delictiva, teniendo como nota característica todos ellos el empleo de armas blancas de grandes dimensiones -tales como cuchillos jamoneros y de cocina- para cometer el delito.

En el resto de casos, el empleo de la fuerza física o verbal empleada les era suficiente para sustraer los efectos personales a sus víctimas, que eran atacadas en acciones rápidas y sorpresivas que impedían a las mismas defenderse o huir. Entre estos nueve casos de robos esclarecidos se registró la actuación de una banda juvenil formada por dos mayores y tres menores de edad, que localizaba a su víctima, la rodeaba y comenzaban a golpearle al mismo tiempo que le exigían sus efectos personales o simplemente le sustraían los mismos aprovechando la confusión del agredido.

La Policía destaca que, aunque la mayoría de los casos el botín no supera los 400 euros, el perjuicio objetivo y potencial que sufren las víctimas es considerable ya que en la mayoría de los casos se dan situaciones en las que las víctimas pueden sufrir lesiones de gravedad por el empleo de armas blancas.

0