Sevilla vivirá un fin de semana polar

Fomento activa un dispositivo especial en carreteras, ferrocarril y aeropuertos frente a la ola de frío

Europa Press Actualizado 01/02/2012 17:53

Compartir: facebookFacebook twitterTwitter meneameMeneame

Se viene un fin de semana con temperaturas muy poco comunes para esta época del año, las mínimas rondarán los 0ºC en la ciudad. A partir de mañana estará poco nuboso o despejado y las temperaturas máximas no variarán mucho. Pero durante la noche las mínimas bajarán bruscamente, lo que produciran algunas heladas en la Sierra Norte especialmente. ¿La culpa? Una ola de frío polar siberiano que entró por el norte de Europa a principios de esta semana y aterriza en Sevilla a partir de mañana apenas debilitada.
La dirección general de Protección Civil y Emergencias del Ministerio del Interior ha activado los avisos por frío y nieve en Península y Baleares ante la entrada de aire frío procedente del continente europeo, desde la madrugada de este jueves y hasta el domingo, día 5, cuando se registrarán temperaturas inferiores a las habituales por estas fechas.
La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé que la irrupción del aire frío comenzará esta madrugada por el nordeste peninsular, extendiéndose a lo largo de este jueves y viernes a toda la Península y Baleares, con heladas generalizadas, que incluso alcanzarán amplias zonas costeras del Cantábrico, del Mediterráneo y de Baleares.
Así, se esperan temperaturas mínimas entre los cinco bajo cero y los diez grados bajo cero y máximas no superiores a los tres y cinco grados en amplias zonas del interior. Los valores más bajos se registrarán el viernes y el sábado en áreas de la mitad norte, donde, localmente, las máximas no superarán los cero grados.
Durante todo el episodio, en zonas altas de la Península, las mínimas serán inferiores a los diez grados bajo cero, e incluso en áreas de alta montaña, se podrían alcanzar temperaturas de alrededor de 20 grados cero.
Entre esta tarde y primeras horas de la mañana del jueves, el paso de un frente de norte a sur por la Península dará lugar a precipitaciones débiles, con la cota de nieve bajando hasta el nivel del mar en el extremo norte peninsular y a unos 600 metros en el sureste. Posteriormente, debido al carácter continental de la masa de aire, fría y seca, no se esperan apenas precipitaciones en la Península, excepto en el Cantábrico Oriental, este de Cataluña y en Baleares, donde pueden producirse nevadas a cualquier cota.
Además, la presencia de vientos moderados a fuertes de componente norte producirá una sensación térmica de frío notablemente inferior a la indicada por los termómetros.
Por ello, Protección Civil recomienda a los ciudadanos que extremen las precauciones ante los riesgos derivados de la nieve y adopten las oportunas medidas de autoprotección que favorecen su seguridad y la de los demás.
Así, en el caso de la nieve, aconseja utilizar el transporte público, preferentemente, en las ciudades y sus accesos. Si es imprescindible viajar por carretera, se pide tener especial cuidado con las placas de hielo, informarse de la situación meteorológica y el estado de las carreteras, extremar las precauciones, revisar el vehículo y atender a las recomendaciones de Tráfico, entre otros consejos.
El Ministerio de Fomento ha activado el dispositivo especial para hacer frente a la ola de frío que, según ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) , afectará a la Península y Baleares entre los días 2 y 5 de febrero. Para ello, en lo que respecta a la Red de Carreteras del Estado y la red de peajes de las comunidades afectadas, cuenta con 978 quitanieves de empuje, así como con 163.521 toneladas de fundentes dispuestas para su uso.
En los aeropuertos con riesgo de sufrir condiciones climatológicas adversas, Fomento, a través de Aena, mantiene el 'Plan de actuación frente a contingencias invernales de hielo y nieve', más conocido como Plan Invierno. En este caso, los trabajos se centran en el seguimiento exhaustivo de las condiciones meteorológicas, el chequeo continuo del estado del pavimento en pista, de las calles de rodaje y de la plataforma.
De la misma forma, se debe asegurar la disponibilidad de equipos y material fundente y realizar mediciones periódicas del coeficiente de rozamiento. Para esta labor, Aena Aeropuertos dispone de más de 85 vehículos propios destinados a la retirada de nieve y hielo, así como varios implementos para pequeños vehículos tales como cuchillas y esparcidores de urea. Además, las instalaciones disponen de una capacidad de almacenamiento de fundentes propios.
Por su parte, en cuanto a los ferrocarriles, Renfe mantiene activado su Plan de Medidas Preventivas ante inclemencias invernales ante la alerta por frío y nieve. Entre las medidas que forman parte del protocolo habitual que se sigue en estos casos, la compañía garantiza la disponibilidad de locomotoras de reserva en puntos estratégicos, así como personal de refuerzo.

0