Cartel de la Bienal 2012.

Pérez Villalta devuelve la luz y la alegría a los códigos flamencos

El artista presenta en el Salón Colón del Ayuntamiento el cartel de la Bienal 2012.

Charo Ramos / Sevilla | Actualizado 08.02.2012 - 17:18

En la imagen, el cartel ideado por Guillermo Pérez Villata.

Un cartel luminoso, que juega con las ideas de la norma y la improvisación, del compás establecido y la chispa, es la propuesta de Guillermo Pérez Villalta para la próxima Bienal. La obra del artista tarifeño radicado en Sevilla parte de una geometría “muy precisa y Renacentista” para desbordarla con un arabesco que le imprime movimiento a esta edición, dedicada al baile y la primera dirigida por Rosalía Gómez. La paleta cromática, dominada por azules y amarillos, contagia esa idea de celebración optimista y creativa que en tiempos de crisis debe ser la Bienal de Flamenco, tal y como ha defendido este miércoles en la presentación del cartel en el Salón Colón el alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

Pérez Villalta insiste en esa idea. “La Bienal ha abusado del lado más trágico del flamenco y he querido hacer algo más pop, alegre y luminoso, que también nos retrotraiga al mundo de aquellos intelectuales y artistas, como Lorca y los surrealistas, que volvieron los ojos a nuestro folclore. Por eso al final he incluido los lunares, porque forman parte de nuestra cultura y funcionan muy bien plásticamente”, contextualizó el pintor, que participará en la próxima edición de Arco como artista seleccionado de la galería Rafael Ortiz.

El cartel de Pérez Villalta muestra esquemáticamente a una bailaora, para la que el autor no se ha inspirado en una artista concreta, sino en múltiples fotografías de época facilitadas por la Bienal de Flamenco. Las manos, muy detalladas, sobresalen en una composición que no tiene rostro (“desde hace cinco años los he suprimido de mis trabajos, así cualquiera puede identificarse con la figura”, añadió) pero que tiene un zarcillo colgando de una oreja y otro de la letra “L” del cartel.

Como guiño al flamenco-rock que hizo vibrar la escena andaluza de su juventud, con aquellos míticos Lole y Manuel “que yo tanto admiraba”, el creador del cartel, realizado en temple sobre papel, ha pintado una guitarra flamenca que más bien parece eléctrica.

0