La Esperanza de Triana reclama 300.000 euros a Hacienda

La Esperanza de Triana reclama 300.000 euros a Hacienda

También espera 88.000 euros de la subvención que le concedió Urbanismo en 2008

JAVIER MACÍAS / SEVILLA

Día 10/02/2012

La Esperanza de Triana ha emprendido acciones legales contra la Agencia Tributaria para recuperar una cantidad que le ha sido denegada y que asciende a 300.000 euros, por la exención del IVA por las obras de ampliación de la capilla de los Marineros.

La hermandad ya obtuvo dicha dispensa en el pago mediente una sentencia favorable del Tribunal Económico Administrativo por la que obligaba a Hacienda a abonar 500.000 euros por las obras. Sin embargo, la Agencia Tributaria únicamente restituyó el IVA correspondiente a la primera fase de la ampliación de la capilla, aproximadamente la mitad de esos 500.000 euros. De este modo, se opuso a devolver el importe de la segunda y tercera fase al entender que constituyen una obra diferente.

La Esperanza de Triana ha denunciado a Hacienda para que le sea restituido el resto del importe, unos 250.000 euros más intereses —en total unos 300.000—, que espera pueda prosperar en los próximos meses.

La situación económica ha obligado a tener que pedir a los hermanos una cuota voluntaria de 20 euros —6 euros los menores de 21 años—, que se pasará en dos mensualidades y podrá ser devuelta «sin problemas» en 20 días, para cubrir la cantidad que se le debe al taller de Manuel Guzmán por la realización del retablo del Cristo de las Tres Caídas, que asciende a 109.251 euros.

Actualmente, ha abonado 159.093 euros, por lo que la cantidad que falta por pagar es muy elevada e imposible de afrontar. Por ello, la junta de gobierno se ha visto obligada a recurrir a la ayuda «voluntaria y generosa» de los hermanos para terminar el altar que, de ser liquidada la deuda, se instalaría el próximo mes de mayo.

Mientras, la hermandad también reclama a la Gerencia de Urbanismo el pago de unos 88.000 euros de la subvención que firmó en 2008, bajo el mandato de Alfredo Sánchez Monteseirín, concedida para la culminación de las obras de la capilla, y que aún no ha sido abonada en su totalidad. De los 200.000 euros concedidos, la hermandad recibió de forma «inmediata» 112.000 euros, pero el resto no le fue abonado a pesar de las «innumerables» gestiones realizadas en diversas instancias municipales, a pesar de que aún le resta por presentar el proyecto fin de obra con las modificaciones realizadas por el arquitecto, que, según la propia corporación, «debería haber presentado hace tiempo».

Así, y si se abona la cantidad de Hacienda y la de Urbanismo, la mayordomía de la hermandad se vería incrementada en más de 360.000 euros. Mientras, serán los hermanos quienes ayuden a sufragar el pago del retablo.

Comentarios