El Cristo de las Tres Caídas subirá este viernes a su altar

El Cristo de las Tres Caídas subirá este viernes a su altar
Comente esta noticia Vota
1 2 3 4 5
Resultados
Compartir:
J. G. Palas Actualizado 02/10/2012 18:24
Compartir:
El director espiritual seré el encargado de bendecir el nuevo retablo

A falta del dorado, será este viernes, 5 de octubre, cuando el Cristo de las Tres Caídas se establezca definitivamente en su nuevo altar y la hermandad de la Esperanza de Triana pueda proceder a la bendición del retablo ejecutado durante los últimos años en el taller del tallista Manuel Guzmán.

La ceremonia de bendición tendrá lugar coincidiendo con la eucaristía de apertura del curso, que comenzará a las 20:30 horas y será oficiada por el director espiritual de la corporación y párroco de Santa Ana, Eugenio Hernández Martínez. Acto seguido, el Cristo será subido a su altar mediante una plataforma que lo hará subir mecánicamente hasta su nuevo camarín y que ha sido cedida por la hermandad de Las Penas.

Ese día, el Santísimo Cristo de las Tres Caídas permanecerá expuesto en besamano en el horario habitual de la capilla y hasta las 20.00 horas. El 19 de octubre, primer viernes laboral tras la bendición del retablo, será la primera ocasión en que los hermanos, devotos y vecinos de Triana puedan acceder al camarín del Cristo a través de una escalerilla de ida y vuelta para besarle el pié. "Aún falta por definir si se va a instalar algún tipo de protección acristalada por detrás a la imagen", aclara el hermano mayor Alfonso de Julios. "En todo caso, no hay riesgo alguno ya que el Cristo va a estar anclado".

Con la bendición del retablo culmina una obra cuyo contrato se firmó en 2004 y cuya ejecución se fue retrasando a medida que se demoraban las obras de la capilla, amén de "algún problema económico que la hermandad ha tenido que resolver por el camino".
En los últimos días al retablo se le ha aplicado una imprimación de "cola de conejo" que le ha aportado al conjunto mayor brillo y prestancia. El hermano mayor reconoce, no obstante, que al retablo aún le faltan algunos detalles ornamentales, caso de "algunas cartelas y otros arcángeles que irán en el ático" junto al medallón central, cuya ejecución corresponderá a un imaginero.

Los nuevos responsables de la hermandad han desechado la idea de que fuera el conjunto de Santa Ana, la Virgen y el Niño el que presidiera ese espacio. También a quien se pensó que podía ser su autor. La apuesta ahora es que el medallón lo ocupe una reproducción de la Virgen del Buen Aire, patrona de los mareantes, en una representación similar a la que plasmó Alejo Fernández en la Capilla del Cuarto del Almirante del Alcázar, un simulacro que "entroncaría" mejor con la vinculación del Cristo de las Tres Caídas con la gente del mar.
0