Barajan cambiar el azulejo de la zapata de Triana por un grafiti

Barajan cambiar el azulejo de la zapata de Triana por un grafiti
10 Comentarios Vota
1 2 3 4 5
Resultados
Compartir:
José Gallego Espina Actualizado 11/06/2012 22:21
Vista del estado actual del malecón de Triana desde la orilla donde se encuentra el monumento a la Tolerancia de Chillida. - Fran Palacio
INFO RELACIONADA
"Por mí alicataría la Giralda, pero hay cosas del proyecto con las que discrepo"
La Junta se opone al mural cerámico de Triana pero no logra detenerlo
Compartir:
Alfonso Orce asegura que no se hará nada hasta que se alcance el consenso y ve buena la polémica.

El proyecto para recubrir el malecón de la calle Betis con un mural cerámico queda paralizado y no continuará hasta que se reformule con un planteamiento de consenso, por lo que no hay ningún plazo sobre la mesa. El doctor en Bellas Artes Alfonso Orce, ceramista, pintor, escultor y restaurador trianero, va a ser el encargado de sacar del terreno de la controversia esta iniciativa. Por encargo del Consistorio, va a convocar a todas las personas que han opinado sobre esta idea para emprender el "proceso de diálogo" con el que consensuar el futuro de la zapata.

En declaraciones a este periódico, este experto explicó que la intención del Gobierno municipal al plantear el mural cerámico era, entre otras cosas, ahorrar y mejorar una parte de la ciudad que sufre a menudo pintadas.Según los datos que le ha suministrado la corporación local, el mantenimiento del malecón cuesta unos 80.000 euros anuales, una cantidad que se reduciría con la cobertura cerámica -la obra en total precisaría de unos 180.000 euros, que se amortizarían en unos años-. Sin embargo, la polémica suscitada llevará a buscar alternativas, porque "el Ayuntamiento no quiere imponer nada".

De momento, y a la espera de iniciar las conversaciones, Orce plantea una tercera vía. "Hay que estudiar todas las posibilidades. Si la crítica es sólo a la técnica, quizá se podría plantear que el diseño vaya pintado con grafiti en lugar de azulejo. Quizá así se habría recibido la propuesta de otra manera. En cualquier caso, aún no hay nada hablado", advirtió.

"Vamos a abrir un diálogo con todos los que han opinado y espero que surja lo mejor", dijo. Y la responsabilidad es grande. El Consistorio le ha dado plena libertad para decidir qué se hará en la zapata, una vez escuchadas todas las opiniones. "Esta consulta es vinculante", aseveró. Además, no habrá plazos, por lo que es previsible que no se acometa ninguna obra antes de la Velá del Triana, tal y como estaba previsto.

En cuanto a si están ya adjudicados parte de estos trabajos, en los que se invertirán 60.000 euros, dijo que aún no se han aclarado ese punto, si bien confirmó que esto no va a variar el plan municipal de buscar, ante todo, "un proyecto de consenso".

El proyecto de intervención en la margen derecha del río Guadalquivir, en Triana, entre el Club de Remo de Sevilla y el puente de Isabel II, pretendía instalar tres murales con cerámica tradicional trianera con los que "adecentar" la zona y convertirla en un punto de atracción turística.

El primer azulejo, de once metros de largo y cuatro de alto, iba a ir en el muro de la zapata de Triana. Iba a ser un rótulo con el nombre del barrio, con influencias del siglo XVI, cuya instalación debía concluir antes del inicio de la Velá de Santa Ana. A la derecha de este mural se instalaría un grabado histórico de Triana realizado de acuerdo a los apuntes del dibujante paisajista flamenco Anton Van Den Wyndaerde en 1567.

Comentarios