Volver a la Madrugada. Diario de Sevilla.

 

Volver a la Madrugada

Martín / Serrano | Actualizado 26.02.2010 - 01:00

LA Hermandad de la Esperanza de Triana ha convocado a hermanos y devotos a acompañar sus imágenes durante la Madrugada del Viernes Santo. La idea no puede ser más acertada… y valiente. Urge recuperar la calle. No podemos dejar que la ocupen quienes no comprenden y a veces no respetan lo que tantos vivimos en esa noche.
Muchos, por comodidad, quizá también por un miedo no confesado y acaso inconsciente, decidimos hace años optar por la mañana, más cómoda y familiar, también más a la medida de antaño. La bulla nos fue echando, de Molviedro al Museo y de allí a Cardenal Cisneros; de Feria, al Salvador para volver a Feria, en un recorrido circular que nos retornaba a Reyes Católicos, abandonando las aglomeraciones del Puente o de Velázquez, siempre en busca de mayor tranquilidad y de un público que entendiera la Semana Santa como nosotros, ese que ha permanecido inalterado y fiel al Cristo del Calvario en la calle Castelar.
Pero los tiempos exigen compromiso y coherencia, dejarse ver. Ahora es necesario preservar el sentido profundo de la celebración, olvidado u oculto por otros más superficiales, y para ello se pide nuestra presencia.
Una de las virtudes de la Semana Santa sevillana es la superposición de niveles, desde el más sentimental al más teológico, que ofrece y la convierte en un fenómeno que satisface a todos los paladares. En los últimos años ha pesado más el primero de aquellos, pero todo el goce sinestésico que produce a los sentidos una cofradía en la calle, no fundamenta la llamada que nos envía la hermandad de la calle Pureza. Tampoco lo consigue su profundo carácter evocador que articula nuestros mejores recuerdos y los enlaza con el orgulloso pasado de la ciudad. Sólo el mensaje de fe y la interpelación a la conciencia que nos proponen las cofradías en la calle justifican esa convocatoria oportuna dirigida por la cofradía trianera.

Diario de Sevilla - Volver a la Madrugada

Comentarios