¿Blindaje a la Madrugá? - El Correo de Andalucía

 

Mario Daza, Sevilla Actualizado 26/02/2010 21:27

 

Las hermandades aplauden el incremento de policías pero esperan más medidas

La seguridad de la Madrugá ha generado el consenso de todas las hermandades. Las reacciones de los seis hermanos mayores al anuncio realizado ayer a este periódico por el delegado de la jornada, Vicente García Caviedes, sobre la posibilidad de aumentar la presencia policial junto a los cortejos ha provocado el respaldo unánime de todas las cofradías que, aun así, consideran que no debe ser la única medida para recuperar a un público más respetuoso en la Madrugá.
EL SILENCIO. Su hermano mayor, Antonio Rodríguez Cordero cree que para mejorar la inseguridad de la jornada "hay que aumentar la dotación policial". El Silencio sufre cada Madrugá problemas por la masificación en calles estrechas como Argote de Molina y Francos o en el cruce con Trajano tras pasar la Macarena. Un público que "ha evolucionado con la sociedad" y que "se puede recuperar con esta medida para evitar que la inseguridad los retraiga".

GRAN PODER. El discurrir de los nazarenos de San Lorenzo por la Plaza del Duque y por la intersección de Reyes Católicos es la principal preocupación de su hermano mayor. Enrique Esquivias afirma que el aumento de policías "es una reivindicación histórica", y considera que, "aunque no es la solución, sí ayudará a evitar problemas". Esquivias llama "al público respetuoso" a que "aparte de la calle a los que generan inseguridad para poder recuperar la Madrugá de siempre".

LA MACARENA. La idiosincracia de la hermandad hace que su estación de penitencia sea "problemática" todo el recorrido, aunque la incidencia es mayor en la zona de la Cruz Verde y a su llegada a la Plaza del Duque, al coincidir con otras cofradías. Manuel García, su hermano mayor, cree que la solución pasa por concienciar al público y no en reforzar la Policía. "Animo a los sevillanos a salir a la calle para ganarle la partida a los vándalos".

EL CALVARIO. La situación del templo de la Magdalena hace que su salida requiera una gran presencia policial. El hermano mayor aplaude esta decisión ante los incidentes que sufrieron en 2009. "Creo que la presencia física de los agentes puede intimidar a ese otro público y hacer que se lo piensen antes de actuar", señala Alejandro Alvarado. En el Calvario piensan que "para poder recuperar al público de antes hay que empezar por garantizarle su seguridad".

ESPERANZA DE TRIANA. El hermano mayor Adolfo Vela reclama seguridad durante todo el recorrido. "Ya son muchos años pidiendo más Policía y la pasada Madrugá ya tuvimos un susto gordo". A la marea humana que acompaña a sus pasos se le suma la preocupación por el ambiente que encuentran desde Reyes Católicos hasta la Campana. "La idea es buena pero me gustaría que llegara a ser efectiva y que la Policía no se limitara a estar en la cruz de guía", aclara.

LOS GITANOS. El primer paso que han dado para mejorar la seguridad ha sido recortar su recorrido, pero su idea pasa por reforzar la presencia policial en la salida "para que puedan acudir los devotos a rezar tranquilos", afirma su hermano mayor, José Moreno. "Queremos que todo el mundo disfrute de una estación de penitencia segura y que prime el hermano", explica, "por lo que si tenemos más policías en el cortejo será mucho mejor".

¿Blindaje a la Madrugá? - El Correo de Andalucía

Comentarios