Láser en la catedral de Triana - El Correo de Andalucía

 

Láser en la catedral de Triana

M. Ruiz Rico, Sevilla Actualizado 10/02/2010 20:53

El Retablo de Santa Ana visto desde un andamio

El IAPH recupera casi el 90% del retablo de Santa Ana con técnicas pioneras.

Es la iglesia parroquial más antigua de Sevilla -Alfonso X ordenó comenzar su construcción en 1276- y las pinturas de su retablo, de Pedro de Campaña -nacido en Bruselas con el nombre de Pieter Kempeneer- son las más importantes del Renacimiento sevillano (siglo XVI).
La Consejería de Cultura y el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH) mostraron ayer el nuevo rostro del retablo mayor de la catedral de Triana, restaurado casi al 90% después de 18 meses de trabajo.
Los trabajos de recuperación del retablo, de más de 13 metros de alto y ocho de anchura, han sido laboriosos y complejos: "Estaba muy deteriorado y había sido tapado varias veces por actuaciones posteriores. Todo eso ha habido que recuperarlo para devolverlo a como era en un principio", detalló Rocío Magdaleno, técnica del IAPH.
Del 10% que queda por restaurar destacan las tallas de Santa Ana, la Virgen y el Niño así como una de las tablas del retablo pintadas por Pedro de Campaña, de las que se han restaurado 15.
"Una vez que estén restauradas todas las tablas, que representan en imágenes diversos episodios de la vida de la Virgen, serán fijas para mejorar la estructura. Antes había algunas que eran movibles, a modo de acceso a la parte trasera del retablo", apuntó Magdaleno.
La restauración ha tenido dos vertientes: una, estructural -que ha implicado recuperar el estado de la madera del retablo, de castaño, sobre todo-; otra estética, que ha permitido la recuperación de las pinturas, la fijación del dorado y devolver el retablo y sus componentes a su estado original.
"Una vez acabado los trabajos -añadió Magdaleno- la recuperación estética es muy evidente, pero no tanto la estructural y ésta es muy importante, por ejemplo en toda la parte trasera del retablo, que es la que soporta todo su peso".
En estos trabajos de restauración han participado unos 25 expertos, de los que 15 han estado permanentemente desarrollando su labor todo este tiempo en el retablo, donde se ha colocado un andamio de seis plantas de altura.
Las tres figuras y la tabla de Pedro de Campaña que quedan por restaurar estarán listas el próximo otoño, cuando, según prevé el IAPH, serán trasladadas al retablo mayor de Santa Ana -previsiblemente en octubre-. En estos momentos, las esculturas de la hornacina central -Santa Ana, la Virgen y el Niño- están restauradas al 70%.
"El retablo mayor de Santa Ana constituye una muestra excepcional del patrimonio histórico de Andalucía. Las tablas de Pedro de Campaña suponen las bases de la gran eclosión del arte Barroco en Sevilla, sin el cual la eclosión del Barroco andaluz posterior no hubiera sido posible", aseguró la consejera de Cultura, Rosa Torres.
En la última fase del proyecto se ha instalado una plataforma de acero inoxidable en el hueco posterior entre el muro y el retablo, que ha posibilitado la eliminación del cableado de instalación eléctrica antigua y la colocación de una nueva. Esta plataforma permitirá también en el futuro el acceso para tareas de conservación del retablo.
El IAPH ha empleado por primera vez en la restauración de este retablo un equipo portátil de láser in situ que permite investigar los bienes culturales sin extraer muestras de los mismos ni dañar las obras. Se trata de la técnica LIF (Fluorescencia Láser Inducida, por sus siglas en inglés).
"Esta metodología identifica la presencia de repintes, huellas de restauraciones, materiales extraños en superficie o ataques biológicos como microalgas y hongos. La ventaja radica en que se trata de una técnica de análisis químico no destructiva puesto que no requiere extraer muestras para conocer las características de los bienes culturales", según el IAPH.
El empleo de la tecnología LIF se está haciendo de modo experimental dentro de un proyecto de investigación de la Pablo de Olavide. "Estoy deseando que se muestre al público el resultado porque va a ser un momento apoteósico", aseguró Torres.
La mejor tecnología del siglo XXI aplicada a lo mejor de la historia del arte sevillano, así que si alguien duda de cómo pueden conjugarse tradición y vanguardia, la respuesta la tiene en el retablo de Santa Ana.

Láser en la catedral de Triana - El Correo de Andalucía

Comentarios