Con Andalucía como escenario

 

Con Andalucía como escenario

'Diario de Sevilla' abre al público un nacimiento tradicional, montado en colaboración con la Hermandad del Rocío de Triana · Las figuras del belén, que este año es mayor, son creaciones del artesano Ángel Martínez

Juan Parejo | Actualizado 04.12.2011 - 05:03

zoom

1. Uno de los belenistas adorna el nacimiento con ramas de lentisco, como es tradicional en Andalucía. 2. Tras acabar el montaje de la espectacular escenografía del belén, la labor se centra en colocar todas las figuras que, en su mayoría, representan estampas costumbristas y de la vida cotidiana en el mundo rural andaluz.

zoom

3. Detalle de una de las viviendas que forman parte del nacimiento, donde se aprecia a una familia con niños y animales, realizados con mucha precisión y realismo.

zoom

Share

Más de un mes de trabajo de creación, cinco personas y dos semanas de arduo montaje han sido necesarios para que el espectacular nacimiento, que se podrá contemplar desde el próximo martes en la sede de Diario de Sevilla (Rioja 14-16), sea una realidad. Por segundo año consecutivo el periódico acoge este belén tradicional con figuras del insigne artesano de El Puerto de Santa María Ángel Martínez, montado por sus sucesores. La iniciativa se hace en colaboración con la Hermandad del Rocío de Triana. Los donativos que se recauden irán destinados a sus obras asistenciales. El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo Pelegrina, será el encargo de bendecir e inaugurar el nacimiento.
La representación de este año es tres veces mayor que la montada en 2010. Se han añadido numerosos edificios y figuras sacadas directamente de los moldes creados por el artesano de El Puerto. Es un nacimiento típicamente andaluz. Las escenas transcurren en la Andalucía más tradicional, convertida en escenario del nacimiento de Jesucristo. "Es como si la Navidad fuera en nuestra tierra", afirma Vicente Rodríguez, administrador de los sucesores de Ángel Martínez. Las escenas costumbristas se suceden en un ambiente rural en el que no faltan los elementos más autóctonos, como el musgo natural, el lentisco o el corcho bornizo. Las figuras de barro cocido tienen 11 centímetros (las más lejanas) y 16 (las que están en primer plano).
El nacimiento está plagado de escenas que harán las delicias de pequeños y mayores. Una de las novedades de este año es la gran cabalgata de los Reyes Magos que discurre por todo el perímetro del nacimiento. Las casas encaladas, con sus tejas viejas, dispuestas en diferentes planos, recuerdan a cualquier pueblo de la sierra, como la aldea que se puede observar, a lo lejos, en una de las colinas que circundan la escena.
Entre los pasajes, destaca el de los pastores amasando tortas y pestiños, "algo muy típico de la baja Andalucía". Otro de los puntos más divertidos es el denominado Rincón de los Inocentes. En ella se puede ver a un grupo de niños que han pintado la calva a un viejecito que se ha quedado dormido en un banco. Otros juegan a soltar ratones ante una asustada señora que sólo alcanza a subirse a un taburete, mientras un último grupo tira petardos. Otra de las escenas más clásicas es la de los niños jugando en la plaza. También se puede admirar un pequeño nacimiento dentro de una de las casas. Los animales, realizados con mucha precisión y verismo, tampoco faltan.
Y para los más curiosos, no hay que perderse algunos de los detalles más ocultos de la representación. Como el tamborilero, un guiño al Rocío, la pareja de negritos cubanos en recuerdo de los que un día llegaron a El Puerto de Santa María, o la señora montada en un burro que va tocando la zambomba.
Ángel Martínez nació el 23 de mayo de 1882 en El Puerto de Santa María, donde instaló su taller de artesanía en barro. Su obra se caracteriza por la cantidad de detalles, sobre todo, en las escenas domésticas de la vida cotidiana rural y urbana de la época. Obtuvo merecidos premios, que hacen de este artesano un querido e ingenioso artista no sólo en el ámbito más popular, sino en las grandes muestras y exposiciones celebradas en el ámbito nacional. Falleció en 1946. Sus sucesores, tras un proceso de restauración de los moldes, continúan su labor desde el año 2000, reproduciendo sus figuras.

Con Andalucía como escenario

Comentarios