CARIDAD.

www.abcdesevilla.es/20111211/sociedad/sevp-caridad-20111211.html

JORGE TRIAS SAGNIER

Día 11/12/2011

En estos días de Navidad abundan las noticias sobre gente famosa que asiste a actos «solidarios» o emprenden viajes exóticos, cuyos itinerarios se publican en la que conocemos como «prensa rosa», con la finalidad de «solidarizarse», por ejemplo, con la miseria africana, por nombrar la más evidente. Disfrazados de exploradores o enfundados de gala, puede verse toda una fauna de personajes de los más diversos pelajes en esas excursiones, conciertos o fiestas en «solidaridad con tal o cual causa que promueve esta o aquella oenegé. Incluso algún cura de esos a los que les gustan las señoras o señores bien, suelen participar, a veces, en esos saraos. Porque la inmensa mayoría de sacerdotes que practica la caridad, muchos de ellos jugándose el pellejo o muriendo en los países más conflictivos mientras enseñan al prójimo a amarse y a no matarse, a trabajar con esfuerzo, a enseñar al que no sabe, o enfrentándose a la corrupción y la injusticia, no suelen salir retratados en colores amables, pues son poco glamourosos. Lo que vende es que «fulanito» o «menganita» haya viajado a tal enclave «peligroso» o asistido a una «gala-en-solidaridad-con». Que un cura negro o blanco, o diez, hayan sido asesinados; o que cientos de médicos y educadores se dejen la piel y su juventud en el empeño, eso mejor es minimizarlo, no vaya a perturbar nuestra paz.

La caridad —la cáritas romana— que se predica en los libros bíblicos, en todas y cada una de sus páginas tanto del Antiguo como del que los católicos llamamos Nuevo Testamento, consiste en amar al prójimo como a uno mismo. (¡Titánica tarea!). La Revolución Francesa convirtió la caridad en una laica fraternidad. Y ahora, el nuevo canon la ha trasformado en la descafeinada solidaridad. Por haber, ya hay hasta un… ¡turismo solidario! Pues qué quieren que les diga, quizá soy muy antiguo, pero yo me quedo con la caridad, con esa caridad discreta y tantas veces callada que tanto valor tiene.

Comentarios