La torre Pelli acelera y se prevé instalar la fachada en marzo - El Correo de Andalucía

 

La torre Pelli acelera y se prevé instalar la fachada en marzo

N. Jiménez Actualizado 04/12/2011 20:13

Muestra de cómo será la fachada de la torre en el recinto de la obra del rascacielos que Cajasol levanta en la Cartuja - El Correo

Compartir: facebook Facebook twitter Twitter meneame Meneame

Una muestra de la estructura exterior, de vidrio con parasoles de cerámica, ya está en la obra

La estructura del rascacielos que Cajasol construye en la Cartuja alcanza ya la planta 12 y se prevé que al llegar a la 15 se acelere aún más el proceso de construcción con casi una planta por semana, por eso los responsables del proyecto ya perfilan otras fases, como la instalación de las piezas de la fachada. Ya hay una muestra de ella en la obra y se estima que en torno al mes de marzo del próximo año empiece su colocación, según fuentes técnicas de la obra Torre Cajasol, de la promotora Puerto Triana. El vidrio y el gres porcelánico serán los materiales estrella, pese a que el uso de la cerámica no es usual en torres como ésta, de 178 metros.

Así, el proyecto avanza (se prevé que la estructura de las 43 plantas esté en octubre de 2012 y que el rascacielos esté terminado en 2013) mientras se espera la resolución definitiva de la Unesco sobre el posible impacto de la torre sobre los monumentos Patrimonio de la Humanidad. Por ahora, la crisis no merma un proyecto que costará más de 300 millones de euros.

La fachada de la torre está compuesta por una piel de vidrio, sombreada por un entramado de parasoles horizontales y verticales que ofrece, según sus diseñadores, una solución "sostenible", un "eficiente" control climático y amplias vistas hacia la ciudad y sus alrededores. Cada módulo de la fachada pesa 350 kilos.

Sobre el vidrio, el acristalamiento de las zonas de visión será doble y de vidrio de alta calidad, con coeficiente de transmisión térmica muy bajo y de transmisión luminosa muy alto, según los técnicos de la obra. El objetivo es tener un cristal que permite el paso de poco calor y de mucha iluminación natural, por lo que será necesario emplear menor cantidad de energía en sistemas de climatización y de iluminación artificial. Esta es una característica que ha posibilitado la máxima calificación energética (A).

En cuanto a la cerámica, el triple sistema de protección solar del plano de fachada está conformado por un voladizo perimetral al forjado, que soporta a su vez parasoles horizontales que descuelgan del extremo del mismo y lamas verticales de dimensiones variables según la orientación del plano de fachada que protege.

Este sistema permite que el sol incida sobre el vidrio el menor tiempo posible a lo largo del día, controlado por el número y tamaño de dichos elementos, obteniendo así la mayor eficiencia energética posible.

El diseño y dimensionado de celosías y lamas de protección solar se ha realizado en base a un riguroso estudio tridimensional de soleamiento. Los parasoles horizontales aumentan su tamaño hacia el Sur para proteger la fachada del fuerte sol de verano, mientras que los verticales crecen hacia el Este y el Oeste, para proteger sus correspondientes laterales. Los parasoles horizontales están conformados por tubos circulares de gres porcelánico encamisado con tubo metálico por el interior, según fuentes de Puerto Triana.

Las lamas verticales tienen sección de ala de avión y están conformadas también en gres porcelánico, soportadas estructuralmente por un tubo central de acero galvanizado.

De esta forma se emplea la cerámica como material autóctono, dentro de la cultura y construcción tradicional en la ciudad, como ya subrayó en sus últimas visitas a Sevilla el propio arquitecto, César Pelli, quien desechó el uso de la madera por las temperaturas que se soportan en la ciudad. Paradójicamente, otras grandes obras, como el Metropol Parasol de la Encarnación, sí se han construido con madera, aunque la altura y la exposición al sol, la lluvia y el viento de una torre de 178 metros no es comparable con las dimensiones de la nueva Encarnación.

Los módulos de la fachada del rascacielos terminados en taller se colocarán en unos útiles móviles para su almacenamiento en paquetes.

Todos estos paquetes ya embalados se etiquetan y marcan dependiendo del tipo de material, del cerramiento para el que se vaya a utilizar, de la planta en la que se tiene que montar y demás consideraciones que se crean oportunas. Así se organiza después la instalación.

En cuanto a los perfiles de aluminio, los técnicos señalan que serán tubulares de aluminio extruÍdo y acabado superficial lacado. Se trata de un sistema modular, ejecutado en taller, de fácil y rápido montaje en la obra

La torre Pelli acelera y se prevé instalar la fachada en marzo - El Correo de Andalucía

Comentarios