La descoordinación en las obras hace abrir las calles una y otra vez - abcdesevilla.es

 

La descoordinación en las obras hace abrir las calles una y otra vez

Los vecinos y la oposición acusan al Ayuntamiento de falta de previsión

A. E. YÁÑEZ / SEVILLA

Día 24/09/2010 - 07.07h ABC

Triana. 1. SAN JACINTO: Carril bici, acabaron en octubre de 2009. Nivelación salida de la Estrella, marzo 2010. Reurbanización, agosto 2010, en curso. 2. ALFARERÍA: Arreglos, hasta abril de 2010. Reurbanización, agosto de 2010. 3. FABIÉ:

 

La ciudad que no hace obras no avanza. Ésta es la idea que trata de transmitir el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín, quien repite que los ciudadanos se quejan de las calicatas, pero que luego se alegran del resultado de las obras. No hace mención el Gobierno municipal a las obras que no cesan en calles que, tras periodos de normalidad muy breves, vuelven a ser abiertas por distintos motivos, de forma que son levantadas una y otra vez. Esta situación ocasiona importantes molestias a los residentes de las calles afectadas y pérdidas económicas a los comercios establecidos en las mismas, que en ocasiones tardan en recuperarse y en otras se ven obligados a cerrar.

Los vecinos y la oposición exigen la coordinación de los trabajos y denuncian los perjuicios que supone abrir y reabrir la misma calle. Como ejemplo analicemos tres casos conocidos de todos los sevillanos por su continuo estado de obras en los últimos años: Paseo del Cristina, San Jacinto y alrededores y Enramadilla.

Las últimas obras en el Cristina para recuperar los jardines obligaron a levantar el Paseo de Roma por tercera vez en los últimos cuatro años, pues ya estuvo afectado en 2006 por las obras de peatonalización realizadas en la Avenida de la Constitución y en la calle San Fernando y también en 2009 con la reurbanización posterior a la finalización de la estación de Metro de Puerta de Jerez. A ello hay que añadir que este año los trabajos se mantuvieron hasta que terminó la actuación en la Avenida de Roma.

En Triana actualmente hay obras en San Jacinto, y hasta hace poco en Alfarería, pese a que fue inaugurada por el alcalde en abril y en la calle Fabié, aunque se había terminado de arreglar en febrero de este mismo año. En el verano de 2009 se levantó toda la calle San Jacinto para realizar el carril bici, momento en el que también se cerró al tráfico el tramo de San Jacinto que va desde Pagés del Corro hasta el Altozano, una intervención que incluía el carril bici y el estrechamiento de la calzada. Pues pese a ello, ocho meses después de la inauguración de la nueva zona peatonal el Ayuntamiento tiene de nuevo la calle levantada para reurbanizar la vía. No se debe olvidar el gasto que se realizó el pasado mes de marzo cuando se niveló temporalmente la calle con alquitrán para que saliera la cofradía de la Estrella tanto para Semana Santa como en la salida extraordinaria de junio.

Las obras que ahora se están realizando cuestan 390.000 euros e incluyen bancos de cerámica, farolas modernas y una luz azul en suelo para señalar el carril bici, un mobiliario que no se instaló en las intervenciones anteriores. ¿Será éste el diseño definitivo de la calle?

También en la Enramadilla las obras han vuelto a convertir al entorno de Viapol en un laberinto de vallas, en el que peatones y ciclistas deben esquivar zanjas y desvíos varios, mientras los conductores se sumergen a diario en el atasco de la rotonda de Doña María de las Mercedes de Borbón y Orleans.

La zona de Ramón y Cajal y Enramadilla volvió fugazmente a la normalidad en marzo de 2009, tras tres años afectada por las obras del Metro. Pero el respiro sólo duró ocho meses pues en noviembre, la aceras de la zona se volvieron a llenar de vallas a causa de los trabajos de ampliación del tranvía, obra a la que se ha sumado, en las aceras, el carril bici. En estos momentos el mar de vallas obliga a ciclistas y viandantes a compartir el trazado del carril bici para poder transitar, lo que provoca situaciones de peligro para ambos.

Las obras de ampliación del tranvía, abarcan desde los jardines del Prado de San Sebastián hasta la calle Enramadilla, zona donde el año pasado se realizaron las obras de la parada del metro de San Bernardo.

El portavoz del PP, Juan Ignacio Zoido, ha denunciado en varias ocasiones la «falta de planificación y coordinación» de unas obras que se van ejecutando «a lo loco». En el mismo sentido se han pronunciado asociaciones de vecinos como la Plataforma Trianera y la de residentes de Huerta de la Salud, entre otras.

La descoordinación en las obras hace abrir las calles una y otra vez - abcdesevilla.es

Comentarios