Y encima nos amenaza. Eso es miedo de la que esta liando...

Artur Mas minimiza el riesgo de boicot a Cataluña: perjudica a España y por eso no se hará

Mas promete a los empresarios bajar los impuestos si se alcanza el Estado propio

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha hecho este viernes un guiño económico a los empresarios: si Cataluña se convierte en Estado, se bajarán los impuestos. Mas también ha alertado a España: un boicot promovido desde el resto del Estado contra los productos catalanes perjudicaría también al conjunto del país. El 57% de los directivos de gran consumo alerta de un boicot a productos catalanes.

Mas ha luchado por espantar el fantasma del boicot, asegurando ante dos centenares de representantes de las pymes catalanas que el riesgo era mínimo. Precisamente, Pimec, la patronal del ramo, hizo público este jueves un sondeo entre sus asociados que revelaba que un 66,8% de las pymes encuestadas son partidarias de que Cataluña disponga de un Estado propio.

El recuerdo de 2005, cuando unas declaraciones del entonces líder de ERC, Josep Lluís Carod-Rovira, contra los Juegos Olímpicos de Madrid 2012 hizo caer las ventas del cava catalán aún sigue presente en el tejido empresarial de esta autonomía. Sin llegar a pronunciar la temida palabra, Mas ha avisado de que "estas reacciones no son nunca unilaterales, siempre son bilaterales si se producen, y no tienen ningún sentido, no hacen ningún bien, sólo hacen daño".

Si hay "empresas catalanas que venden en toda España y que tienen cosas fuera de Cataluña, si no van bien en el resto de España cerrarán las cosas que tienen allí", y en este caso también "saldrán perjudicados los trabajadores españoles", señaló. Por tanto, en opinión de Mas, quienes promuevan acciones de este tipo como medida de presión contra el proceso soberanista se tirarán "piedras contra su tejado".

Por ello, Mas ha querido tranquilizar al empresariado: "Sólo pensando un poco, no habría que tener miedo a las posibles reacciones", ha afirmado Mas, que ha citado la célebre frase de Bill Clinton, "¡Es la economía, estúpido!", para subrayar que los propios intereses económicos españoles por lógica frenarán un nuevo boicot.

"Empezar casi desde cero"
Ha resaltado asimismo que en una Cataluña independiente se podría "empezar casi desde cero" con muchas normativas, repensando así las "regulaciones tan rígidas" del Estado español, que representan a su juicio una "tenaza" para la actividad económica. Así se ve desde el exterior: una consulta necesaria de consecuencias impredecibles.

Mas considera que Cataluña con Estado propio tendría menos presión fiscal y combatiría de forma eficiente el fraude. Asimismo, ha avisado de que se debe ir hacia la moderación fiscal, algo que se puede conseguir si una parte de los recursos que genera Cataluña se queda en el territorio catalán. No obstante, ha matizado que esta moderación fiscal no se podrá empezar a ejecutar en 2013.

Ha indicado que no se atreve a bajar los tipos altos del IRPF, que ha admitido que es el más alto de la Unión Europea con un 56%: "En un momento en que debes recortar por aquí y por allá, aunque la recaudación sea relativamente poca, no podemos hacer un cambio en esta línea".

En contrapartida, ha señalado la "práctica eliminación" del impuesto de sucesiones, aunque ha advertido de que el Gobierno que preside no puede ir más allá en fiscalidad actualmente, si bien ha aclarado que se procederá a una moderación general en cuanto el Ejecutivo catalán pueda.

En la misma línea, Mas ha señalado que en la próxima legislatura abordará la reordenación del mapa de empresas públicas. En los últimos dos años, el Ejecutivo catalán ha emprendido un proceso para extinguir 57 de las 272 empresas, fundaciones y consorcios públicos en las que participa.

El PSC: Cataluña, "intervenida"
Por otra parte, el primer secretario del PSC y candidato el 25-N, Pere Navarro, avisa de que una Cataluña independiente sería "probablemente también un país intervenido, como lo es España", y hasta con un margen de maniobra aún más estrecho.

"Seguiríamos siendo un país altamente endeudado, como lo es España, Italia y hasta Francia, Y probablemente también un país intervenido, como lo es España, quien sabe si con un margen de maniobra aún más estrecho", ha sostenido.

Ha llamado así a no generar "ilusiones falsas que después lleven a grandes frustraciones", y ha insistido en abordar la celebración de un referéndum específico sobre la independencia siempre que sea legal y acordado entre el Gobierno y el Estado, como el Reino Unido con Escocia.

Comentarios