Juan Pablo II ya ‘escucha’ a los fieles en San Jacinto

Juan Pablo II ya ‘escucha’ a los fieles en San Jacinto

J. Gómez Palas Actualizado 06/11/2012 22:52

INFO RELACIONADA
Fotogalería: Presentación de la imagen de Juan Pablo II
Compartir:
Asenjo bendice el viernes la imagen del nuevo beato que ha esculpido Navarro Arteaga para la hermandad de la Estrella

El Papa Juan Pablo escucha desde hoy las oraciones de los fieles en la capilla de la Estrella. Será el próximo viernes cuando el arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, bendiga la imagen sedente del nuevo beato salida de la gubia de José Antonio Navarro Arteaga, que será expuesta a la veneración de los fieles en un lateral de la capilla de la calle San Jacinto.

Revestido de pontífice, con la sotana blanca, el capillo rojo y la estola denominada "de los evangelistas", la imagen del Papa lograda por Navarro Arteaga destaca por su sorprendente fidelidad al retrato de Karol Wojtyla y por su indudable "cercanía" a los fieles que acudan a rezarle.

El artífice de la obra ha inmortalizado al Papa polaco en un gesto "muy típico de escucha y comprensión al que acude", con su mano derecha en la barbilla y la izquierda apoyada en el brazo de la silla. Tallada en madera de cedro, a la escultura de Juan Pablo II, la primera imagen de bulto redondo del Papa polaco que se expondrá a la veneración de los fieles en un templo de la Archidiócesis de Sevilla, no le falta detalle: ni el anillo del Pescador en el anular de su mano diestra, ni los zapatos de charol de color rojo, ni la cruz pectoral, adquirida por el padre de la obra en un comercio de Roma.

Desde hoy la imagen del Papa que visitó en dos ocasiones la ciudad de Sevilla podrá ser admirada por los fieles en la capilla de la Estrella, hasta que en la noche del jueves sea entronizada en su nuevo altar, situado en el testero derecho del templo. El hermano mayor de la Estrella, Manuel Domínguez del Barco, se mostró ayer "ilusionado" con la llegada a la capilla de la nueva imagen del Papa, que coincide con el trigésimo aniversario de su primera visita a Sevilla, en 1982, para beatificar a Sor Ángela de la Cruz. Un Papa, según recordó, que encomendó a la Virgen María el tercer milenio como "Estrella de la Evangelización".

Comentarios