Casa Manolo (Triana) Junto al Castillo de San Jorge

Casa Manolo (Triana)
Junto al Castillo de San Jorge
1 Comentarios Vota
1 2 3 4 5
Resultados
Compartir:
Javier Compás Actualizado 02/11/2012 11:22
En la barra en forma de U de Casa Manolo se dan cita a diario parejas, trabajadores y gente del barrio. - J.C. Compartir:
Tapas caseras tamaño familiar y sabores de la infancia, un viaje a la esencia del barrio

En ocasiones el cronista no puede remediar ser subjetivo, y es que cruzando el Puente, Triana se mete por los huesos. Una llovizna de otoño, la mejor estación de Sevilla, cae sobre la Capilla del Carmen, sobre el Paseo de la O, cruzo el puente intentando evitar ver con el rabillo del ojo la puñalada que el esqueleto de la torre Pelli le da al horizonte perdido. Unos guiris dan el cante en el Altozano, no precisamente de flamenco, sino con su indumentaria de chubasquero y chanclas. De las naves del Mercado salen olores de pescado y verduras.

En la amplísima barra de Casa Manolo, con su peculiar forma de U, comen parejas, trabajadores, gentes del barrio. En el comedor vecino también ocupan sus mesas varios grupos. El local presenta una decoración tipo años setenta, aunque la casa fue fundada por el abuelo de los actuales propietarios en 1939, un montañés de los que llegaron y echaron sus raíces en Sevilla, prosperando en negocios de ultramarinos y hostelería. Camareros de impoluta camisa blanca y lazo negro al cuello dan un servicio ágil, profesional y cercano, con educación y gracia del barrio cuando es menester, por delante te ponen tu mantelito de algodón para comer en la barra, cestillo con cubiertos y pan de bollo, primer guiño a ese viaje a la comida casera donde nos lleva esta nave del buen comer anclada junto al río, en la calle San Jorge, en esa doble curva que, cada Viernes Santo, revira el Cachorro antes de, tras entrar triunfal en el Altozano, dibujar el más excelso altar efímero de nubes grises y aguas verdes.

La nómina de tapas, medias y raciones es extensa, observamos a los vecinos y nos llama la atención el tamaño de las tapas, miramos la carta y vemos que los precios son muy ajustados, esto es una casa de comidas de las de antes, precios populares, cocina honesta sin pretensiones de modernidad, aunque ¿qué mejor pretensión que dar bien de comer, con buenos y bien cocinados productos y a buen precio?

Cada día hay un guiso casero, por ser martes tocaba cascote, ese plato tan sevillano con garbanzos, chícharos y arroz, aquí le ponen pringá, aunque mi madre, que es del barrio, dice que el cascote no la lleva. Menudencias ante este monumento a los sabores de siempre, porque aparte de que hay quien le echa un chorrito de vinagre o unas lascas de cebolleta fresca, la verdad es que el guiso está untuoso, sabroso, para pasarlo con un vasito de Valdepeñas, aunque esta vez se vistió de domingo con copa de Beronia Crianza.

Vimos pasar un pisto y un menudo en cazuelita, y un arroz que era una montaña con forma de flan en el plato, pero nos decidimos a probar los riñones al Jerez, otro clásico del tapeo sevillano, con papas fritas y su mijita de salsa para el bollo. Y ya puestos en esta vorágine evocadora, metimos mano a otro de los platos emblemáticos de la casa, la Milanesa de ternera, una manta Paduana, esas que son de abrigo, un filete fino, tierno y extenso, con sus patatas fritas caseras y un sabor jugoso. Luego vino un pollo frito, muy bien pasado por cierto, con su toque de ajito. Y hablando de ajito, no dejen de probar aquí las gambas al ajillo, no recordamos unas iguales desde las de aquella mítica bodeguita que existía en el arranque de la calle Alfarería junto al Patrocinio.

Café en vaso de cristal gordo y una untuosa y golosa leche frita, pueden poner magnífico broche fina a este pequeño recorrido por un sitio que debería conservarse como de interés artístico, cultural y gastronómico de la vieja escuela. Y está en Triana.

La ficha

Propietarios: Manuel y Santiago Ortíz García.Dirección: C/ San Jorge, 16.

Horario: 9.00 a 17.00 y 20.00 a cierre. Lunes descanso.

Teléfono: 954 334 792

Caña de Cruzcampo: 1,10 euros.

Tinto Valdepeñas de la casa: 1,10 euros. Rioja: 1,75 euros.

Tapas: 2,25 y especiales a 3,00 euros. Media ración: 4,50 a 5,00 euros. Platos:: 5,00 a 10,00 euros.

Postres: 2 - 3 euros.

Comentarios