La Esperanza de Triana estudia ampliar su Centro de Apoyo Infantil

La Esperanza de Triana estudia ampliar su Centro de Apoyo Infantil

Ha mantenido conversaciones con el Distrito para que le ceda un local

F. CARRASCO / SEVILLA

Día 19/03/2012

Tras cuatro años funcionando, el Centro de Apoyo Infantil, de la Hermandad de la Esperanza de Triana, necesita una ampliación en cuanto a instalaciones. Actualmente ocupa dos plantas de la casa hermandad de la corporación de la Madrugada, pero «se han quedado pequeñas tanto para los niños que atendemos como para el desarrollo de las otras actuaciones que llevamos a cabo diariamente», según explicó a ABC de Sevilla el hermano mayor, Adolfo Vela.

Este centro, en el que se trata a niños con Síndrome TDAH —Trastorno y Deficiencia de Atención por Hiperactividad—, atiende a un total de 39 pequeños entre 5 y 12 años, «más otros nueve que están en lista de espera. Hay que tener en cuenta que la sanidad pública no tiene este tipo de tratamientos, por lo es fundamental que podamos seguir con las terapias».

Vela ya ha mantenido conversaciones con el delegado del Distrito Triana, Francisco Pérez, «a ver si conseguimos que nos ceda un local en el que poder desarrollar. Nuestra intención es aumentar el número de niños, ya que los resultados están siendo muy satisfactorios. Estamos sacrificándonos todo y más pero necesitamos más espacio y creemos que ésta es la fórmula más adecuada».

Actualmente trabajan con estos niños —y sus padres— cinco personas: un director y un secretario, que pertenecen a la hermandad, y tres profesionales psicólogos y psicopedagogos. Además, la juventud de la corporación «se ha volcado de manera extraordinaria y cada niño tiene un tutor/amigo que, a lo largo del año, colaboran en las terapias externas —visitas a museos, campamentos...— y que también han recibido formación».

El retablo, casi finalizado

Por otra parte, Adolfo Vela adelantó que para finales de mayo «esperamos que comience el montaje del retablo del Santísimo Cristo de las Tres Caídas. Ya está en su fase final y Manuel Guzmán está rematándolo».

Esta circunstancia hace que la obra emprendida por la hermandad de la ampliación de la capilla esté prácticamente concluida. «La obra civil está concluida, faltando detalles. Lo que nos queda es recibir la licencia de primera ocupación, una vez que presentemos los planos. Me gustaría, en este sentido, hacer una pública rectificación de una información aparecida en uno de nuestros boletines, y que no es otra que, como no podía ser de otra forma, estamos muy contentos con el trabajo del arquitecto, José Ramón Rodríguez Gautier, cuyo esfuerzo y horas de dedicación, sin haber cobrado ni un solo céntimo, ha sido fundamental. Lo mismo que todo su equipo».

Comentarios