El centro de orientación familiar de Triana funcionará desde mayo

El centro de orientación familiar de Triana funcionará desde mayo
Las hermandades son patronos del organismo diocesano que surge por iniciativa de la Estrella y el arzobispo Asenjo · Atenderá a familias con problemas en su seno
JUAN PAREJO | ACTUALIZADO 18.03.2012 - 10:46

Es el gran proyecto a nivel social de la Archidiócesis de Sevilla. El Centro de Orientación Familiar (COF) de Triana echará a andar, casi con toda seguridad, el próximo día 3 de mayo, cuando será bendecido. Los patronos de este organismo son las siete hermandades de penitencia de Triana, incluida la de las Cigarreras, aunque su impulsora fue la de la Estrella, que quiso llevar a cabo este proyecto como obra social por su 450 aniversario fundacional, celebrado en 2010. Será un centro integral de atención a las familias que vendrá a cubrir una de las mayores necesidades de la sociedad actual. "Se trata de una apuesta personal del arzobispo y un complemento magnífico y necesario a las bolsas de caridad de las cofradías", explica Francisco Muriel, persona de confianza de Asenjo que ha coordinado la puesta en marcha del COF con las hermandades, junto a los delegados de Familia y Vida, Juan Manuel Granado y María Dolores Sánchez-Campa.

La idea del Arzobispado es crear una red de centros de atención a familias en la Diócesis. Ya está funcionando uno en Dos Hermanas, también impulsado por las cofradías y cuyo modelo de funcionamiento se ha importado a Triana. Se pondrá en marcha alguno más. El gran referente en Andalucía es el que existe en Córdoba. Cuando surge la idea en el seno de la Estrella, el arzobispo les pidió que esperaran porque quería que fuera un centro Diocesano y quería liderar su puesta en marcha personalmente. El año pasado, Asenjo se reunió con todos los hermanos mayores y les pidió que se comprometieran con el centro. Así lo hicieron. Las hermandades correrán con todos los gastos, que en el primer año se estima estén próximos a los 30.000 euros.

La creación de este centro dará respuesta a muchos de los problemas que se han generado en la sociedad actual y que afectan sobremanera a las familias, no sólo de clase humilde. Se atenderán casos de matrimonios desestructurados, de separaciones, nulidades, padres que tienen problemas con sus hijos, chicas que van a abortar, o sufren un síndrome posaborto. También se ofrecerá una educación afectivo-sexual a los jóvenes, y se impulsará el conocimiento del método de regulación de la fertilidad Billings, aprobado por la Iglesia. Todos los casos se atenderán con la máxima confidencialidad. "La crisis está atacando también a las clases medias y altas. Se dan muchos casos de matrimonios en los que uno de los cónyuges se ha quedado en paro. Los hijos se separan y vuelven a vivir a casa y surgen los problemas. Tienen que vivir todos con un solo sueldo, o con ninguno. Son auténticos dramas", afirma Muriel, que es subdirector del COF de Dos Hermanas.

La atención que reciban las familias vendrá de profesionales muy cualificados, orientadores profesionales que siguen la antropología cristiana de Juan Pablo II. El máximo responsable, al tener carácter diocesano, será el arzobispo Asenjo. El COF Triana dependerá directamente de la delegación de Familia y Vida. La gestión les corresponderá a cuatro matrimonios - con un sistema totalmente novedoso- que harán las labores de director (Javier Godoy y Beatriz Melguizo), subdirector, secretario y tesorero. Junto a Juan Luis García, párroco de San Joaquín, lugar donde estará situado el centro, formarán la comisión permanente. Cada hermandad estará representada por una persona en el pleno del COF.

Los profesionales del COF serán de primer orden, muchos de ellos formados en Córdoba. Todos colaborarán de manera altruista y desinteresada. Aunque también se contratará a algunas personas, como a una orientadora familiar. En el caso de tener que derivar los casos a un médico, o a un psiquiatra, estos profesionales, con los que ya se trabaja en otros centros, reducirán sustancialmente sus honorarios. Sí hay que emplear recursos económicos en traer a los formadores necesarios, en el acondicionamiento del local anexo a la parroquia de San Joaquín, o al pago de la luz, el agua, etcétera. Todo será sustentado económicamente por las hermandades.

La entrada de la mayoría de los casos también será a través de las diputaciones de caridad de las cofradías, que derivarán los casos que sean necesarios. Ya se ha diseñado un protocolo de funcionamiento. La actuación será recíproca, ya que también habrá atenciones que vayan del COF a las bolsas de caridad. "Habrá casos que a lo mejor requieran un año de gestiones o terapias. Es algo que no es tan fácil de ver como el pago de un recibo".

El funcionamiento será, en principio, como el de Dos Hermanas, aunque el COF de Triana está llamado a ser el más grande de la Diócesis. Abrirá cuatro tardes en semana durante tres horas. La media de casos que se atenderán al día será de tres o cuatro.

Comentarios