Placeros de Triana - abcdesevilla.es

 

El Ayuntamiento saliente no sabe perder. Ha perdido un partido por goleada y no está dispuesto a compartir la botella de Fanta

j. félix machuca

Día 04/06/2011 - 08.30h

El Ayuntamiento saliente no sabe perder. Ha perdido el partido por goleada y no está dispuesto a compartir la botella de Fanta».

Hace medio siglo, o sea, casi cuando el Neandertal deambulaba por la calle Sierpes, nos jugábamos a partidos de fútbol una botella de Fanta. ¿Os acordáis? La botella grande de Fanta se compraba entre los dos equipos y el que ganaba el partido se la bebía y, con fair play, dejaba algo menos de la mitad para los perdedores. Así el picor de la derrota era menos y el que ganaba entendía que para ser mejores hay que tener estilo y clase. Solo los que tenían mal perder, aquellos que oscurecían su derrota con los malos consejos de la envidia, se apropiaban de la botella familiar de Fanta y se la bebían entera. Aunque reventaran por los gases del refresco y por los que generaba en sus barrigas el ardor insufrible de un cinco a cero. No sabían perder. Y saber perder es fundamental para saber vivir.

El Ayuntamiento saliente no sabe perder. Ha perdido un partido por goleada y no está dispuesto a compartir la botella de Fanta. Ahí tienen ustedes a los placeros de Triana. Toda la vida colocando sus cajones de frutas fuera de los puestos y va el Ayuntamiento y les envía una inspección para multar o retirar mercancía. ¿Por qué? ¿Por qué precisamente ahora, cuando el Ayuntamiento de Monteseirín agoniza sus minutos basuras de mandato a la espera de que Zoido mande en la ciudad en próximo dia 11? Han tenido doce años para hacerlo porque desde hace más años los placeros exponen sus frutas y verduras fuera de los puestos. Y es ahora, precisamente ahora, cuando la goleada de Zoido duele, escuece y amarga más que los pepinos, cuando se acuerdan de mandar una inspección para multar y decomisar. ¿Por qué? Porque no saben perder. Evidentemente quieren la botella de Fanta entera para ellos. Evidentemente quieren hacer daño. Dañar la imagen de un alcalde como Zoido que aún no gobierna. Endilgarle a Zoido la autoría de una chocante decisión cuando aún no es alcalde.

No saben perder. Rabian y patalean la pérdida de la ciudad intentando ensuciar la entrada triunfal de Zoido en el Ayuntamiento. ¿Y que mejor forma de hacerlo que enojar a la gente, contrariarla, ponerla de los nervios con inspecciones a los placeros de Triana y aviso de cobros de multa del Plan Centro? La gente entiende que Zoido es alcalde desde el domingo que ganó las elecciones. Y que todas estas decisiones tomadas en el último minuto por Monteseirín son, por el contrario, decisiones de Zoido. Falso de toda falsedad. Quien cabrea a los placeros de Triana y quien avisa que van a comenzar a pagar las multas del Plan Centro es Monteseirín. Zoido no es aún alcalde. En la política no suele abundar el fair play. Todo lo contrario. La política premia el juego sucio, tobillero, el del golpe directo al sitio donde los Calvin Klein suelen apretar. Y este equipo perdedor de Monteseirín, el que se quiere beber la Fanta entera pese a que la gente lo ha expulsado del Ayuntamiento, es experto en esa clase de juego. Aún no es alcalde Zoido y ya han comenzado a calentar a la gente con inspecciones y multas. Qué Fanta más amarga la de estos tipos que no saben jugar ni perder. Tan solo poner trampas. Más que Orzowei en el día de la patrona.

Placeros de Triana - abcdesevilla.es

0