Galicia en Triana

 

Galicia en Triana

http://www.abcdesevilla.es/videos-detapas/20100602/detapas-casimiroh2642mbitwidescreen-89333534001.html

Pantalla

Especialidades

Alcachofas rellenas de carne, Pulpo al tío Casi, Pulpo a la gallega, Calabacín frito, Bacalao al rivieiro

En el que casi es el último bar de Triana, ya saliendo por la antigua carretera de Coria, se diría que las influencias de otras tierras es más posible y ¿por qué no? en el caso de las gallegas llegaron hasta aquí.
Y el pulpo a la gallega que es la tapa de Galicia por excelencia la preparan exquisitamente, aunque otras variedades, en concreto el pulpo al tio casi y el aliñado, le siguen a la zaga. Y para uno que también tiene sus preferencias hay una deliciosa empanada gallega que acompañada del correspondiente ribeiro o alvariño, es imbatible.

Y otra influencia, la canaria, se hace evidente en las características y demandadísimas papas arrugás que con o sin su correspondiente mojo picón hacen de este lugar templo de peregrinación de esta tapa.
Y cuando llega la hora de los fritos, Casimiro tiene una tapa comodín, los calabacines que es de esas que ayudan a meditar sobre la siguiente que se va a pedir. Además, los pimientos fritos, las croquetas y el porco con mojo son de los platos más solicitados en la terraza de este bar. Quizás son los veladores del Casimiro lo que más le caracterizan. ¿Cómo es posible meter tantas mesas en tan angosta acera? ¿Cuántas entran? ¿Y cómo es que no tienen que intervenir los antidisturbios ante ese sistema de autoservicio tan inusual que tienen y que sólo funcionaría bien aquí? Creo que sólo la cercana influencia y mediación de San Gonzalo consigue que no pase nada.
Pero volvamos a lo nuestro, el tapeo y sigamos por lo más casero que tienen que se resume en unos guisos de garbanzos, una albóndigas caserísimas y una ternera en salsa de las que arreglan el cuerpo.
Y la brasa...
La brasa, que es la especialidad de Casimiro, no sólo sirve para la papas, también permite hacer un «super choco a la brasa» de sabor inigualable, también un mero o una merluza y, cómo no, una carne (churrasco de secreto ibérico y de cabeza de lomo) y un chorizo criollo de primera.
Y antes de irnos, un rápido repaso por sus otras muchas tapas: atún curado en aceite de oliva, mojama, queso fresco –con anchoas o palometas-, huevas con mayonesa y huevas curadas, etc, etc, etc...
Nos vamos y la vieja colección de aparatos de radio, queda, como mudo testigo de todo lo que por las mesas de este estupendo bar que ha sido tantos años puerta de entrada en Triana.

Galicia en Triana

0