Diario de Sevilla - Un camino bonito y triste a la vez

 

Un camino bonito y triste a la vez

Luis Carlos Peris | Actualizado 13.06.2011 - 01:00

BONITO y triste a la vez, así es el camino de vuelta, ese camino que se inicia en este Lunes de Pentecostés para un retorno preñado de nostalgia. Por ejemplo, esta mañana, en cuanto la Virgen haya pasado por su puerta, Coria emprende el camino de vuelta, que ya no le mantiene nada allí. Coria es Coria y una vez que se ha recibido a la Virgen considera que ya no pinta nada en la Aldea. Caso muy distinto al de Triana, que deja el retorno para mañana a fin de disfrutar in situ de este día único. Hoy, Triana goza de su día más intimista después de un sábado de vértigo desde el Ajolí a la Ermita y de un domingo inenarrable por el gozo esperanzado de ver en la calle a la Blanca Paloma. Y así, mientras Coria abandona camino de La Juliana y Triana disfruta a la manera más trianera posible, transcurre este gran día, especie de parrilla de salida para un camino lleno de nostalgia y, como dice la sevillana, bonito y triste a la vez.

Diario de Sevilla - Un camino bonito y triste a la vez

Comentarios