Un nuevo sonido pasional: el shofar - El Correo de Andalucía

 

Un nuevo sonido pasional: el shofar

Comentarios J. Gómez Palas, Sevilla Actualizado 17/03/2011 20:45

La Guardia Judía recibirá órdenes con este instrumento hecho de la cuerna de un kudú

Hasta ahora sabíamos cómo suenan las bambalinas de Gracia y Esperanza en sus primeros aleteos o cómo es el crujido de la puerta de San Sebastián cuando se descorren los cerrojos de una nueva Semana Santa. Tenemos interiorizado el soniquete de los rosarios entrechocando con doce varales en Feria o el tintineo de las campanitas del jumento que desciende la rampa. Nuestro oído está familiarizado con el tañido de la doble esquila destemplada del muñidor, con el crujido del túmulo de madera del Cristo de Burgos, con la sonoridad de la Banda de Tejera en una plaza abierta y con el quejío del Sacri cuando despide la Semana Santa en San Lorenzo.

Este año, no obstante, la Semana Santa de Sevilla incorporará a su particular banda sonora un nuevo y sorprendente registro, el sonido de un instrumento musical nunca oído hasta ahora por estos lares: el del shofar, instrumento de viento de origen hebreo y fabricado con el cuerno de un animal.

El que sonará este Sábado de Pasión por las calles de la feligresía de la Milagrosa ha sido realizado con la retorcida cornamenta de un kudú, uno de los antílopes más bellos de África, cuya consecución ha sido posible gracias a las gestiones con un taxidermista, explica Manuel Pérez Villar, el capitán de esta Guardia Judía del Sanedrín.

Su particular sonido, parecido al de una trompeta, será el encargado de transmitir las órdenes a los 41 componentes -ocho más que el año pasado­- de la Guardia Judía de la Milagrosa, formación que el Sábado de Pasión escolta al misterio del Puente Cedrón.

El shofar es uno de los más antiguos instrumentos de viento conocidos por el hombre y su uso se remonta a hace más de 4.000 años. Se fabrica vaciando el interior de los cuernos de ciertos animales, prefiriéndose los que más curvatura posean.

Utilizado en varias fiestas judías como en el Año Nuevo (Rosh Hashaná) y el Día del perdón (Yom Kipur), su sonido también fue utilizado en tiempos para los llamamientos a la milicia y a la oración. "Estéticamente muy llamativo", el shofar hará las veces de cornetín de órdenes para que los componentes de la Guardia armen y desarmen sus palos. "Su utilización -ilustra el capitán- será complementaria a las órdenes que yo transmitiré de viva voz, en arameo, y también con los golpes de palo en el suelo. El shofar se utilizará sobre todo en lugares donde el bullicio impida a los últimos miembros de la formación escuchar con claridad las órdenes".

Esta Guardia, que en su estreno el año pasado llamó la atención por la fidelidad historicista de su vestimenta y su cuidada puesta en escena, incorporará también este año durante su discurrir un tambor musical sordo para mejor acompasar su desfile cuando la banda que acompaña al misterio deje de tocar. Al igual que la Centuria tiene como emblema al pájaro, la Guardia Judía estrenará también su propio estandarte, con diseño de Sánchez de los Reyes y que combina un candelabro de siete brazos (menorah) y una representación de la Torá.

Un nuevo sonido pasional: el shofar - El Correo de Andalucía

Comentarios