Paisaje tras «la mejor barrilada del año» - abcdesevilla.es

 

Día 26/03/2011 - 21.54h

Pulse para ver el video

Toneladas de basura en el Charco de la Pava que impiden la actividad del mercadillo

ABC/RAÚL DOBLADO

Dantesca imagen del Charco de la Pava a primera hora de ayer sábado

La permisividad municipal en Sevilla con el fenómeno de la botellona incontrolada, ante el que simplemente ha actuado apartándola lo máximo posible del casco histórico obviando las normativas y limitándose a organizar el tráfico alrededor de la masa, multiplica su eco negativo cuando tercia desgracia. Como es el caso, desgraciadamente. Se acoge el Ayuntamiento a la falta de «un organizador» claro del evento, pero olvida la responsabilidad que los gobernantes tienen de velar por el orden y la seguridad en manifestaciones así. La fiesta del viernes en el Charco de la Pava incluyó una tragedia enorme, la muerte de un chico apuñalado, y con ello resulta evidente que los responsables municipales deben revisar su papel en este tipo de concentraciones. No se trata sólo de ordenar el tráfico.

Desde luego, el macrobotellón no tenía organizador. Como casi todos los eventos de este tipo en los tiempos que corren, con lo que no parece excusa suficiente. En efecto, la última botellona fue convocada por las redes sociales en internet. El altavoz, el pregonero, fue una vez más Tuenti, donde se señalaba que la convocatoria de «la mejor barrilada del año» se realizaba «como cada año, y para no perder las tradiciones sevillanas», con el objetivo de «celebrar por todo lo alto la entrada de la nueva estación». La convocatoria invitaba a acudir, como ayer informaba Europa Press, «con mucho alcohol y muchas ganas de fiesta» a «una cita con la mejor fiesta universitaria del año en Sevilla», instando asimismo a los jóvenes a notificar el evento a amigos, con la meta de que «miles de jóvenes» puedan «celebrar juntos la entrada de la primavera». «Allí nos vemos, que rulen los tintos, las cervezas y las macetas de cubatas», indicaban, para añadir a continuación que «la primavera, la sangre altera» y que con esta Fiesta de la Primavera existía la pretensión de «superar a Granada». Desde luego, el botellón gigante pasará a la historia. Sí.

¿Había suficiente Policía? ¿Y la Policía Nacional?

En la concentración del pasado febrero se reunieron hasta 4.000 jóvenes, lo que movió al Ayuntamiento al cierre al tráfico rodado de la avenida de Carlos III y a la movilización de diferentes servicios. Este viernes el número superó los 6.000, como el año pasado por estas fechas, y también se terminó cortando el túnel que conecta la Avenida Carlos III con el Muro de Defensa minutos después de las siete de la tarde, cuando la afluencia a la zona estaba ya desbordada. Sí informó el Ayuntamiento de lo habitual, como la retirada de residuos. En concreto, 22.440 kilos de basura. Pero no todo es Lipasam retirando bolsas y botellas vacías. Amén del apuñalamiento mortal, el servicio de alertas 112 recibió otro aviso sobre las 23 horas cuando se produjo una agresión a un varón de 17 años de edad, que resultó herido, en las escaleras traseras de la estación de autobuses de Plaza de Armas, tras lo cual fue trasladado al Hospital Virgen del Rocío de la capital. Anteriormente, sobre las 22 horas, varios testigos alertaron de una pelea en la Avenida Carlos III, cercana a la zona del «macrobotellón». Los servicios de emergencia sanitaria también asistieron a más de cincuenta jóvenes por intoxicación etílica, algunos en estado de coma etílico. ¿Había suficiente Policía? ¿Y la Policía Nacional?

Por otro lado, la gran barrilada tuvo efectos secundarios también en el propio mercadillo del Charco de la Pava a primera hora de la mañana, cuando los tenderos empiezan a montar sus puestos. Al llegar con sus furgonetas para comenzar el trabajo, el lugar presentaba un aspecto desolador e imposible para desarrollar su trabajo, con kilos y kilos de desperdicios por el suelo. Por ello, los tenderos expresaron su queja abiertamente, ya que, como esgrimieron, pagan «un canon al Ayuntamiento, que debería tener esto listo. Y si no lo tienen, ¿para qué pagamos?». Lipasam trabajó a destajo toda la mañana para que el mercadillo se celebrase.

Paisaje tras «la mejor barrilada del año» - abcdesevilla.es

Comentarios