Cajasol seguirá adelante con las obras de la Torre Pelli

Cajasol seguirá adelante con las obras de la Torre Pelli

Alega que el informe de la Unesco tiene «importantes errores técnicos»

ABCabcdesevilla / SEVILLA Día 23/01/2012 - 17.53h JUAN FLORES

Cajasol-Banca Cívica, promotora de la torre de 178 metros de altura que está siendo construida en el sector sur de la isla de la Cartuja, mantiene "con absoluta normalidad" las obras de dicha iniciativa y elevará al Ayuntamiento de Sevilla, gobernado por Juan Ignacio Zoido (PP), toda una serie de alegaciones destinadas a rebatir el informe redactado tras la misión desplegada en Sevilla el pasado mes de noviembre por orden de la Organización de las Naciones Unidas para la Ciencia, la Educación y la Cultura (Unesco).

El informe en cuestión aconsejaba paralizar las obras y "revisar" el proyecto a cuenta de su "impacto negativo en la percepción" de los monumentos hispalenses declarados Patrimonio de la Humanidad, pero la caja de ahorros ha detectado "importantes errores técnicos" en el documento. Antonio Pulido, presidente de Cajasol y copresidente de Banca Cívica, ha anunciado tal extremo tras celebrar una reunión con el alcalde hispalense, Juan Ignacio Zoido.

El informe en cuestión, firmado por Elvira Petroncelli, de la Universidad Federico II de Nápoles (Italia), y por José Aguiar, de la Universidad de Lisboa (Portugal), será elevado a la XXXVI sesión del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, que el próximo mes de junio revisará de nuevo el expediente relativo a los efectos de este proyecto sobre los monumentos sevillanos declarados Patrimonio de la Humanidad; la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

Las conclusiones del informe

"Las autoridades locales deben encontrar formas de parar la construcción de la torre y revisar el proyecto, a través de la modificación de su perfil en relación con el impacto percibido que éste podría tener en conexión con el contexto histórico" y los bienes declarados Patrimonio de la Humanidad, señalaba el informe de estos dos expertos, quienes concluyen que el proyecto en cuestión constituye "un excesivo e indudable impacto negativo en el territorio de transición y la percepción" de la Catedral, el Real Alcázar y el Archivo de Indias.

Durante más de dos horas, Antonio Pulido y el alcalde de Sevilla han debatido este lunes sobre los pormenores de este informe. Al término del encuentro, ambos han comparecido para defender la "voluntad" de cooperación del Consistorio hispalense y Cajasol-Banca Cívica para resolver el asunto satisfaciendo los intereses de la promotora y salvaguardando la declaración de Patrimonio de la Humanidad de la que gozan estos tres monumentos.

Comisión de trabajo

Zoido, en ese sentido, ha explicado que "esta misma tarde", ambas partes constituirán una "comisión de trabajo" al objeto de "compaginar todos los intereses que están en juego. El alcalde ha recordado que la licencia de obras otorgada el pasado mandato a Cajasol-Banca Cívica para esta iniciativa "es legal", insistiendo en la "voluntad" de ambas partes por encontrar una solución conforme a "los intereses de la promotora" y la conservación de la declaración de Patrimonio de la Humanidad.

Antonio Pulido, por su parte, ha anunciado que la entidad financiera elevará al Ayuntamiento hispalense una serie de alegaciones para rebatir el contenido del informe de Aguiar y Petroncelli, pues el documento en cuestión contiene, según ha avisado, "importantes errores técnicos, en aspectos tan obvios como la distancia, porque la torre no está a 600 metros, sino a 1.700 metros", ha dicho en relación a la distancia que separa la torre de los monumentos. "En absoluto están en peligro estos monumentos", ha aseverado Antonio Pulido, quien defiende la posibilidad de "conjugar la viabilidad del proyecto con los intereses de la ciudad".

Las obras continúan

En cuanto a la posibilidad de paralizar eventualmente las obras en altura, extremo propuesto por el Ayuntamiento la semana pasada, Pulido ha explicado que Cajasol Banca Cívica mantendrá las obras "con absoluta normalidad", aunque "con la vista puesta en las recomendaciones que pueda hacer el Ayuntamiento".

La entidad financiera, según Antonio Pulido, no actuará sobre el ritmo o dimensión de las obras "sin un requerimiento legal", toda vez que las obras avanzan a un ritmo de un nivel por semana. De cualquier modo, Antonio Pulido ha defendido la "seguridad jurídica" que rodea al proyecto urbanístico y ha recordado que los redactores del informe pertenecen exclusivamente a una organización "asesora" de la Unesco, en este caso al Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos por sus siglas en inglés). Es más, ha recordado que el expediente relativo a Sevilla ha sido ya analizado en tres sesiones del Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, sin que la institución haya resuelto aún incluir en la Lista del Patrimonio Mundial en Peligro los monumentos sevillanos. "Podemos estar tranquilos en ese sentido", ha señalado Antonio Pulido, para quien el informe es "indudablemente rebatible".

Comentarios