Santa Ana artística e histórica

 

La Guía de la Parroquia, presentada con motivo de la Velá, recoge información de sus obras

Juanjo Sánchez-Moruno | Actualizado 23.07.2011 - 01:00

 

De planta rectangular sin crucero y estilo gótico con pinceladas de mudéjar, la Parroquia de Santa Ana se mandó construir por Alfonso X el Sabio en 1266, enmarcada en una Sevilla que se encontraba fortificada. En ella, tras numerosas transformaciones y cambios con el paso del tiempo, se ubica uno de los patrimonios histórico-artísticos más importantes de la ciudad. Sin embargo, hasta la fecha, "los turistas y vecinos acudían a verla, hacían fotos y se marchaban sin conocer sus peculiaridades", afirma Arturo de los Santos, quien, junto a Luis Murillo, Pedro Luengo y Amparo Rodríguez, pone parte de su conocimiento en una guía que facilita la interpretación del conjunto religioso.
Más de tres años duró la puesta en marcha del proyecto, que se presentó esta semana al amparo de la Velá de Santa Ana. "El proceso se pausó un tiempo, ya que hacían falta buenas fotos y algunas obras, como el retablo, en restauración entre 2008 y 2010 por el IAPH, además de la Virgen de las Rosas, que estaba expuesta fuera de su lugar, lo que complicó la elaboración de la obra", añade De los Santos.
La guía puede comprarse por 3 euros en la misma parroquia y la recaudación íntegra será destinada a diversos acondicionamientos y reformas de la iglesia. "Hemos descubierto importantes hechos, como el lugar de procedencia de varias imágenes que llegaron de conventos, como el carmelita de Los Remedios, a través de la Desamortización de Mendizábal", añade Luis Murillo, coautor de la obra. "También sabemos que la construcción de la torre no es del siglo XV, como se pensó, sino del XVI, y que está estructurada para albergar un reloj que nunca ha tenido. La labor de la archivera de la parroquia, Amparo Rodríguez, ha sido fundamental", según Arturo de los Santos.
Entre los descubrimientos, los autores de la guía también destacan el de las losetas atribuidas a Niculoso Pisano, del siglo XVI, que estuvieron ocultas durante varios años.
La riqueza patrimonial de la iglesia se completa con las bóvedas góticas de canteros burgaleses y artesonado de madera; las pinturas de la escuela sevillana, como las de Alejo Fernández; la sillería de Miguel Cano del siglo XVII o el retablo tallado de madera con el camarín que se completa con quince tablas alusivas a la vida de Santa Ana y la Virgen, pintadas por el flamenco Pedro de Campaña en el XVI. "Tenemos muchísima información y continuamente va actualizándose, aunque la publicación del libro final, con todos los datos, no tiene fecha", aclaran.
Visitas a la cripta
La cripta de la Parroquia (a pesar de que en ella nunca hubo enterramientos) alberga el Museo Parroquial, visitable durante las fiestas de la Velá. Aunque según Manolo, su sacristán, "estamos pensando en abrir más días del año por petición del público". En ella destaca la cruz procesional, manguillos y campanillas de plata y esculturas de Alonso Vázquez (siglo XVI), entre otras obras de orfebrería y pinturas. Según el sacristán, el horario de apertura es de 11:00 a 13:00 y de 19:00 a 21:00 hasta el domingo 24. El precio simbólico de la entrada es de un euro.

Santa Ana artística e histórica

0