Incidentes en el Charco de la Pava. Culpan al árbitro de los incidentes en las instalaciones del IMD - abcdesevilla.es

 

Culpan al árbitro de los incidentes en las instalaciones del IMD

El Al-Andalus dice que fueron los del equipo del joven agredido los que provocaron el incidente en el partido

AMALIA F. LÉRIDA

Día 11/11/2010

comentarios

DÍAZ JAPÓN

Las instalaciones deportivas del Charco de la Pava fueron el escenario de las agresiones

SEVILLA

El presidente y entrenador del equipo de fútbol sala Al-Andalus ha enviado un escrito al comité de disciplina del Instituto Municipal de Deportes de Triana (IMD) en el que asegura que su equipo fue víctima de una encerrona durante el partido del pasado sábado en las instalaciones del Charco de la Pava, por parte de los contrarios, el AIK Triana, —agrupación en la que jugaba el joven cuyo padre denunció una agresión por parte de un jugador del primer conjunto deportivo— y recrimina la actitud del árbitro, que «no estuvo en ningún momento a la altura para dirigir un encuentro en categoría de juveniles por la poca experiencia, o ninguna, que tenía».

«Sabemos a ciencia cierta —dice— que los componentes del equipo rival estaban muy cabreados con nuestro club por no haberlos inscritos en nuestro último campeonato de otoño, y así me lo dijeron en persona algunos miembros en su momento, pero de ahí, a hacer lo que hicieron este pasado sábado hay un abismo».

Destaca que desde el principio del partido ya se escuchó con testigos presenciales la frase «vamos a por los del Al-Andalus, les vamos a partir las piernas y la cara» lo que « junto a la nefasta actuación arbitral, ayudo a que consiguieran su objetivo final: terminar el encuentro de forma vergonzosa».

Insultos y patadas

Relata que desde el comienzo del partido, empezaron a jugar sucio, con patadas, codazos y empujones «hacia nuestro jugadores, actitud que el árbitro pasó por alto».

En el segundo tiempo, este equipo empezó a remontar el partido que iba perdiendo «lo que cabreó aún más a los rivales que se ensañaron con nuestros jugadores con insultos, patadas, codazos, etc». En un momento dado del partido en que el capitán del Al-Andalus se dirigió hacia el arbitro para reclamar el penalti, «un futbolista del equipo contrario que estaba en el banquillo de nacionalidad sudamericana insultó a un jugador de nuestro equipo: «me cago en tus muertos español de mierda» a lo que nuestro jugador respondió: «los tuyos… primero somos los españoles».

Seguidamente el primero que empezó a insultar y dos jugadores más de la misma nacionalidad saltaron al terreno de juego con el fin de agredir al que le contestó, y otro del equipo contrario, el que según su padre fue agredido, «le propino un puñetazo entre la nariz y el ojo izquierdo a nuestro jugador cayendo éste al suelo traspuesto». En ese momento parte del público se abalanzó al campo de manera hostil y comenzó la batalla.

«Nadie sabe a ciencia cierta quien agredió al futbolista del equipo rival aunque se especulara con acusaciones hacia miembros de mi equipo», dice el entrenador contra quien el padre de ese joven ha anunciado una querella. «Contra mí —termina— y mi mujer que lo que hizo fue auxiliarlo cuando estaba tirado en el suelo mientras mi hija llamaba desde su móvil, y eso se puede comprobar, a la ambulancia».

El padre que denunció a ABC la agresión a su hijo solicitó ayer al juzgado, como medida cautelar, el cierre de las instalaciones del IMD por carecer de medidas de seguridad y sus abogados preparan ya querellas por el suceso.

Culpan al árbitro de los incidentes en las instalaciones del IMD - abcdesevilla.es

Comentarios