Gastronomía de Feria, fuera del real - abcdesevilla.es

 

Nos piden unas recomendaciones en torno a las fechas de la Feria pero fuera de la Feria. Para nosotros es un placer —porque la gastronomía que se elabora en el Real es casi sólo para quitar el hambre— y un riesgo —porque no se les ocurra ir a ninguno de los establecimientos recomendados sin llamar previamente por teléfono-

mentapicada / sevilla

Día 27/04/2011 - 14.16h

 

Gastronomía de Feria, fuera del real

MILLÁN HERCE

Victoria 8 es una buena opción gastronómica también para los días de la Feria

Hoy vamos a mezclar bares y restaurantes y nos vamos a centrar en las zonas más animadas estos días: Remedios-Triana, el Porvenir-la Palmera y el Centro -en la zona más próxima al otro epicentro de estas semanas, la plaza de toros-.

Remedios-Triana

Los grandes restaurantes que aún quedan son Jaylu enLópez de Gomara, quizás el restaurante más caro de Sevilla y donde el buen marisco y la fritura de pescado son su tarjeta de visita y Casa Luciano, en la calle Paraíso que, al contrario que el anterior, se dedica a las carnes rojas a la brasa ¡y cómo! Un clásico, Río Grande, pegado al río pero con altibajos salvo en sus maravillosas vistas y La Montanera, en Juan Sebastián Elcano, un ejemplo de buen hacer y de respeto a la materia prima. En el lado de la cocina más moderna El Mordisco, muy cerca de este último y con una clave que es que los platos tradicionales los hacen al estilo tradicional y sólo innovan en los platos que tienen que ser creativos y Victoria 8, en la calle y número que su propio nombre indican, que a base de atenciones y calidad ha puesto de moda comer bien de una manera informal. Para comilones y descubre-sitios, Órdago en Virgen del Refugio, la auténtica comida vasca y de producto en Sevilla con Pello, su comandante, al frente de este buque de sabores. La comida siempre casera de El Viejo Tito en Virgen de la Victoria y el Maera, con toda la gracia de la cocina sevillana en el barrio de San Gonzalo y en las manos de Ramona terminan el repaso.

En bares la cosa está mucho más reñida. Son muchos y todos destacan por alguna tapa, pero si tenemos que elegir aquellos que destacan por el conjunto de su oferta:El Oliva en San Jacinto con sus pavías de bacalao como bandera, y la vecina Bodeguita La Esperanza en manos de una segunda generación que está cuidando los platos con el mismo detalle, sobre todo su ensaladilla y las tortillitas que prepara sobre la marcha.

Salomón en López de Gomara con unos pinchitos que son el punto y seguido de su extraordinaria oferta. El Bistec por Santa Ana, Remesal en Rodrigo de Triana para los aficionados a los chipis y a las manitas de cerdo y el mítico bar Manolo en el Altozano con su larga lista de comida casera y su impecable servicio.

Por el lado de Los Remedios empezamos con Mariscos Emilio de la calle Génova con buen marisco y excelente ensaladilla, frente a su sombra, el Periqui Chico, más incómodo pero aún más rico. Cerca el madrileño José Luiscon sus archiconocidas tapas y hacia la portada de la Feria la cola de toro del Sancho Panza en Juan Sebastián Elcano. Callejeando por el barrio, no hay que perderse el Sarandonga y sus cabrillas de la calle Niebla y el vecino Consolación con un excelente menudo.

Sevillanía y su pescado frito en la plaza de Sargento Provisionalesrematan este paseo por el barrio de la Feria y el Kiosco de Santa Fé sirven para rematar el paseo por el barrio.

El Porvenir-La Palmera

La zona con mejores restaurantes de la ciudad constituye la entrada por el oeste al Real. Ezcaray, el restaurante vasco que se mudó del barrio de Los Remedios a una preciosa casa del 29, el mítico Espigón, durante casi treinta años el sitio por excelencia de pescado en Sevilla y con una barra animadísima en feria si la obra del túnel no lo impide y, frente a éste, el Pesquero el tercero de los restaurantes de esta cadena que tiene la cajita de gambas como santo y seña.

Pero también tienen sitio en este barrio la cocina más sofisticada y de mercado como en Salvador Rojo, en su nueva e impresionante sede de Manuel Siurot, o Gastromium, pretendiente de Michelín, en Ramón Carande. Se puede elegir también una cocina con toques ingleses y el ambiente familiar de La Parra y, recientemente ha aparecido el restaurante Nueva Victoria con una excelente relación calidad-precio. Cerramos la lista de restaurantes con uno de los sitios más tranquilos y apacibles de Sevilla, Doña Clara, ya en el barrio de Heliópolis. Las barras y los locales de mesa, velador y tapa abundan en este barrio invadido por los más jóvenes. Vidal en la calle Progreso combina decoración y buen hacer, la Despensa, el último en llegar, viene precedido por el éxito de Pura Tasca. Cerca, Valparaiso De Tapas es un seguro y en la misma calle Valparaiso El Aceitees un bar todo terreno, Manolo León, que fue el primero en apostar por la zona y que sigue dando calidad, y el pequeño afrancesado y maravilloso Soravito completan la zona. Un poco más

Gastronomía de Feria, fuera del real - abcdesevilla.es

Comentarios