Diario de Sevilla - El sueño de Raúl, un capataz de 13 años

 

El sueño de Raúl, un capataz de 13 años

Más de 60 niños participaron en la procesión de la Macarenita, réplica de la Esperanza obra de Álvarez Duarte

Francisco Correal | Actualizado 23.05.2011 - 18:42

Rafael Cadena fue monaguillo de la O y su hijo Raúl, 13 años, lo es en Ómnium Sanctórum. De Triana a Feria, el viaje a la inversa de Juan Belmonte. Ésta es una hermosa historia de un hombre que decidió cruzar el puente: de Triana a la Macarena, de Castilla a Parras, de Marifé a Juanita Reina. Y también la de su hijo, este Raúl que estudia primero de ESO y que ayer fue un capataz de 13 años, como el capitán de 15 años de la novela de Julio Verne.
Ayer Rafael abrió la puerta del número 27 de la calle Parras para poner en la calle un prodigio. Este almacenista de cuna trianera (casa de vecinos de Valladares) ha trabajado en artículos para la mujer: carteras, bufandas, biquinis, cinturones, collares, muchos de ellos procedentes de China. Un día, su hijo Raúl le pidió un regalo más cercano pero más difícil de conseguir. El niño toca la corneta en la centuria infantil de los armaos de la Macarena y quería tener a la Virgen muy cerca.
Su padre se puso en contacto con Luis Álvarez Duarte, "el médico de cabecera del Gran Poder". De su taller salió esta Macarenita que ayer, acompañada con la música de la banda municipal de Gines, recorrió las calles Parras, Plaza de San Gil, San Luis, plaza del Pumarejo, Torreblanca, Macarena, Basílica, Bécquer, Fray Luis Sotelo, Torre, Cristo de la Sentencia, Relator y otra vez Parras en su regreso ya de noche, vigilia de urnas por estrenar.
La Macarenita la bendijo en la propia Basílica de la Macarena Fray Ricardo de Córdoba el 23 de mayo de 2009. Rafael Cadena deja bien claro que "no estoy loco". "No pienso formar una asociación ni una hermandad". En la procesión irían sesenta niños con cirios y trece acólitos. Para todos ellos hubo al término de la procesión en el patio de la casa de Rafael una mesa con refrescos y bocadillos habilitada por Yolanda, la madre del jovencísimo capataz.
"Lo que yo hago", explica el trianero que le encargó la obra a Álvarez Duarte, "es crear escuela para la Gran Señora del mundo, que está en la Basílica. Lo que yo tengo en casa es una pequeña réplica". Con talla académica, eso sí. Rafael cogió uno por uno a los 64 niños que salen con ella y les pregunta si son hermanos de la Macarena. "Pues dile a tu padre que te apunte". Masía macarena, cantera inagotable en el camino.
En la misma calle Parras está la casa-hermandad del Rocío de Macarena de la que también es hermano Rafael Cadena. Saldrá el próximo 8 de junio rumbo a la aldea almonteña. Ya están preparando la carreta. El año pasado esta íntima procesión coincidió con la salida de la Estrella en el 450 aniversario de su fundación y esta vez ha sido en plena jornada de reflexión.
El macareno no reniega de su ascendencia. "Mi Dios está en la calle Castilla, mi jorobado de mi alma". Recibió el diploma que acredita sus 50 años de hermano en la O, a cuya junta de Gobierno llegó a pertenecer. Este milagro modesto pero milagroso es la suma de muchas voluntades. Junto a Raúl salieron de capataces Antonio Granado y Manuel Núñez, nueve años costalero del Sentencia, al frente de una cuadrilla de 25 costaleros. Un hermano de Núñez es el prioste, el manto lo hizo el vestidor José Manuel Paleteiro; estrena la peana y la parihuela es obra de Juan el de La Rambla, artesano conocido por su pueblo cordobés de procedencia que se prodiga entre otras hermandades en esos bastidores sagrados. Estrenaron cuatro ciriales hechos por un colaborador de Cortegana.
Al entusiasmo se sumó Luis Jiménez Núñez, quiromasajista de profesión. Yolanda, la madre del bisoño capataz, monaguillo y armao, trabaja en el economato que las hermandades del Casco Antiguo tienen en Narciso Bonaplata.

Diario de Sevilla - El sueño de Raúl, un capataz de 13 años

0