Vecinos de Triana piden medidas contra un grupo de indigentes - El Correo de Andalucía

 

Vecinos de Triana piden medidas contra un grupo de indigentesMario Daza Actualizado 15/05/2010 20:39

Los vecinos han recogido cientos de firmas para que el Consistorio atienda su petición. - José Manuel Cabello

Como cada tarde Rosa Herrera sale de su casa, en la calle Pureza, para dar un paseo con sus nietas. Ella no va "tranquila" pero la insistencia de las pequeñas le hace acudir al parque infantil que hay en la plaza Aurelio Murillo, junto a Pagés del Corro.

Mientras Blanca y María descienden una y otra vez por la rampa del tobogán ajenas a todo lo que les rodea, su abuela no deja de mirar insistentemente de un lado para otro de la calle. Es el día a día de estos vecinos de Triana a los que mantienen "atemorizados" un grupo de indigentes -no más de seis- que desde hace un año campan a sus anchas junto a sus domicilios.

Su presencia en las calles no sólo genera miedo entre los vecinos sino que está provocando el deterioro de esta zona residencial de Triana. Sólo hay que echar un vistazo a los alrededores de la calle Farmacéutico Murillo Herrera para contemplar en lo que se ha convertido.

Tiras de papel higiénico, tapas de latas de conserva, cajas de vino, e incluso defecaciones que realizan en la calle sin ningún tipo de pudor. Y así hasta un sinfín de desechos y basuras que retraen a los vecinos a la hora de bajar de sus casas para disfrutar del parque infantil. Es el caso de Nieves Romero que debe ir "hasta la calle San Jacinto" para que su hija que tiene cinco años pueda jugar tranquila. Resignada, Nieves se pregunta a diario si "¿hay derecho a vivir es esta situación?" Su respuesta ha sido la de movilizar al barrio para lograr que las autoridades encuentren un lugar en el que estos indigentes puedan vivir.

El camino no está siendo fácil para Nieves, que ha tenido que soportar que le hayan "cerrado muchas puertas" o, simplemente, le hayan confesado que "si tienen los papeles en regla -como es el caso-, poco se puede hacer con ellos porque están en la calle".Lo cierto es que estos vecinos estarían dispuesto a convivir con los indigentes si "respetaran unas mínimas normas de convivencia", pero la realidad indica todo lo contrario. Vagando por las calles, la única fórmula que encuentran para financiar "sus vicios" es la de aparcar coches, una profesión de la que tienen constituida una auténtica "mafia", como denuncia Fernando Ojeda. Sus amenazas para que los vecinos paguen el impuesto revolucionario por aparcar sus coches ha provocado ya algún que otro incidente. "Un día llegué a casa y había una chica llorando en la calle. Resulta que El Polaco -como llaman al líder del grupo- le había pedido dinero por aparcar y como no tenía suelto se encontró el coche rayado y con las cuatro ruedas pinchadas al volver de almorzar". Nieves la consoló, pero situaciones como éstas les han llevado a movilizar a sus vecinos para constituir una asociación y recoger firmas con las que presionar a las administraciones.

Apoyo del vecindario. Para su nueva aventura no les faltan los apoyo. Mientras Nieves y Fernando relataban sus experiencias con los indigentes no paraban de acercarse vecinos dispuestos a colaborar. Antonio, dueño de la peluquería Formas, contaba que en una ocasión le "buscaron las vueltas" y entraron en su negocio "para intentar robarme". Casos como el de Antonio son más que frecuentes entre los comerciantes del barrio que han notado que, desde que los indigentes comenzaron a vagar por la zona, el número de clientes se ha visto mermado. "Quieras o no la gente cruza de acera si los ve cerca porque son un peligro y eso hace que entre menos gente", explica Pepe Vega, dueño de una ferretería cercana al parque infantil.
La unión parece ser el último argumento que les queda para lograr una salida digna para este grupo de indigentes que está generando un problema de convivencia en el barrio. Su próximo objetivo pasa por cortar el tráfico en Pagés del Corro si las autoridades no escuchan su ruego, y es que todo les parece poco para lograr que sus hijos puedan vivir en paz.

Vecinos de Triana piden medidas contra un grupo de indigentes - El Correo de Andalucía

Comentarios