Consejos prácticos para que la subida el IVA afecte en menor medida a las familias a partir del 1 de septiembre

Lo que nos costará la subida del IVA de los cines, parques de ocio y espectáculos
¿Cómo afectará la subida del IVA a los diferentes productos de consumo?
La mayoría de los comercios sevillanos dicen que asumirán la subida del IVA
La picaresca de aplicar la subida del IVA antes de septiembre
Los expertos creen que el impacto del IVA sobre los precios será progresivo
Claves para ahorrar en la vuelta al cole

La subida del IVA en tres de sus cuatro tipos anunciada por el Gobierno a principios del pasado mes de agosto afectará a las economías domésticas de manera considerable. Tal y como apunta en un estudio la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), los nuevos tipos impositivos implicarán un gasto familiar de entorno a 470 euros más respecto al año pasado. Por ello, y ante la inminente llegada de la medida, os ofrecemos algunos trucos para hacer frente a los nuevos precios de un modo más llevadero.

1.- El combustible
Mientras que algunas compañías aéreas optan por no llenar al máximo sus depósitos de combustible como medida de ahorro, esta no es una opción a contemplar por el usuario doméstico en los próximos dos días. En este mes de agosto el precio de carburantes y lubricantes ha alcanzado máximos históricos en España, y se espera que la tendencia alcista continúe. La próxima subida se producirá dentro de dos días, con la subida del IVA a gasolina y gasóleos de los 18 a los 21 puntos. Por eso una interesante medida de ahorro llenar los depósitos antes del sábado.

Además, los analistas apuntan a que en apenas semanas los actuales precios de en torno a 1,50 euros el litro de gasolina podrían llegar a subir en torno a 20 céntimos más debido a la subida de tres puntos del IVA que soportan los combustibles y al encarecimiento progresivo y la devaluación del euro. Así es muy posible que llenar un depósito de gasolina de 55 litros que ahora tiene un coste aproximado de 80 euros, llegará a costar unos 10 euros más antes de que termine 2012.

2.- Adquirir productos no perecederos

ABC
Los productos básicos se mantendrán al 4%
Mientras los bienes de primera necesidad (pan, carne, pescado, leche, huevos, fruta, verdura...) se mantendrán en el tipo superreducido al 4 por ciento, si que sufrirán una subida otro tipo de productos de alimentación menos básicos. Por eso hay que tener en cuenta que adelantar su compra tiene que ser valorada como una importante opción de ahorro. O como una inversión a medio plazo. Y es que los frutos secos, los ibéricos y las conservas pueden mantenerse en óptimas condiciones si se almacenan adecuadamente. También es interesante tener en cuenta que el aceite, los refrescos, el café y la pasta también subirán significativamente su precio.

Valorando todo ello no es descabellado - aún estando en pleno agosto - adquirir una especie de «cesta de Navidad» antes del sábado. Sobre todo porque lo que más suele encarecer dichas cestas son las bebidas alcohólicas, que pasarán a soportar un IVA del 21%. De este modo, si llenamos un carrito de la compra con estos productos por valor de unos 300 euros, el mismo nos costará entre 6 y 10 euros más caro a partir del 1 de septiembre.

3.- La cultura
El mayor aumento del IVA se establece en una serie de productos y servicios que pasarán de tributar del 8 por ciento al 21 por ciento. Aquí están incluidos servicios tales como el teatro, el cine y los conciertos. Es por eso una medida a valorar el renovar abonos y adelantar el pago de todos los servicios que consideremos oportunos. De hecho, si conocemos la fecha de un concierto, antes que esperar a los días previos para adquirir las entradas, lo ideal es hacerlo en los próximos dos días para evitar subidas de precios de hasta 5 euros si su precio ronda los 40 euros. Por su parte, la diferencia entre asistir a un estreno de cine este mismo viernes o acudir el sábado puede tener una diferencia de unos 86 céntimos de euro. Y en los espectáculo teatrales, una función que hoy día cuesta 15 euros pasará a costar 17 euros una vez entrado el mes de septiembre.

4.- Los «espectáculos» deportivos
Otra actividad relacionada con el ocio que también se ve afectada por los nuevos tipos al valor añadido son los espectáculos deportivos. Por suerte para los clubes y los aficionados su imposición se mantiene en el tipo reducido, sufriendo un incremente del 2 por ciento y quedando al margen de la subida en 17 puntos que afecta a los espectáculos culturales. De este modo, los aficionados al fútbol o el baloncesto se libran de un importante desembolso que ni siquiera apreciarán en el caso de obtener o renovar sus abonos de temporada antes de este fin de semana.

5.- El gimnasio será un lujo

ROLDÁN SERRANO
Mientras presenciar deporte se mantendrá en el IVA reducido, su práctica si que sufrirá un incremento hasta el tipo general, al menos en los gimnasios. Y es que el salto de los 8 a los 21 puntos repercutirá en estos centros especializados que se sitúan a medio camino entre los servicios de salud y la estética. Un modo de dar esquinazo a la subida del IVA pasa por adelantar el pago. Depende en gran medida de cada establecimiento, pero se puede llegar a pagar - antes del sábado - hasta con varios años de antelación manteniendo el IVA en el 8 por ciento. En todo caso hay que valorar los riesgos que supone hacer una inversión de este tipo, ya que cambios de hábito o lesiones pueden dar al traste con nuestra intención de ahorrar.

En cualquier caso, no es baladí que el precio del abono anual para algunos gimnasios que en estos momentos tienen un coste de 440 euros, pasarán a costar 50 euros más y suponer un desembolso de 490 euros a partir del 1 de septiembre.

6.- El transporte público
La OCU apunta a que la subida motivada por el IVA respecto a los transportes públicos será una de las que en mayor medida afecta a las economías domésticas. La organización cifra en 90 euros el coste anual de estos servicios; una cifra que puede menguar sobre manera si aprovechamos para adquirir abonos de transportes de larga duración en las próximas horas.

7.- La belleza
El pelo y la piel están expuestos a la acción directa del sol, el viento y el mar durante las vacaciones de verano, sufriendo especialmente las condiciones extremas del estío. Por ello es recomendable acudir a la peluquería para sanear el cabello o someternos a tratamiento estéticos de pedicura o manicura. Por ello es más recomendable que nunca acudir a nuestro centro estético en las próximas horas para evitar sustos en nuestro próximo corte de pelo. Y es que el IVA de este tipo de establecimientos sufrirá una importantísima subida desde el 8 al 21 por ciento

8.- Higiene personal
Los dentífricos, champús, geles, productos de afeitado, y los cosméticos también son susceptibles de agotarse en los días previos a la llegada de los nuevos impuestos del valor añadido. Su subida de precio será bastante signifactiva al pasar a soportar un IVA del 21 por ciento. También es posible que las grandes superficies vean en estos días como aumenta la demanda de productos de higiene íntima femenina y de los pañales, que pasarán a costar 2 puntos porcentuales más a partir del 1 de septiembre.

9.- La vuelta al cole

ROCÍO RUZ
La próxima «vuelta al cole» será especialmente dura para las familias
Aunque el precio de los libros se mantendrá con el IVA superreducido al 4%, el material complementario como cuadernos, bolígrafos, lapiceros y pinturas sufrirá un incremento de 17 puntos porcentuales. Traducido a euros, el material escolar costará este curso una media de 124 euros por niño, lo que según la OCU supone unos 14 euros más que el año pasado. De todos modos, aún estamos a tiempo de acudir a nuestra papelería de confianza para evitar esta importante subida. Pero es aconsejable hacer una lista de necesidades previas para evitar que el afán por ahorrar nos lleve al desembolso de productos que más tarde no se utilizarán.

10.- Reformas en el hogar, ahora o ahora
Quiénes tengan algún desperfecto en el hogar están ante la oportunidad perfecta para acometer su arreglo. Las reparaciones en el hogar pasarán a tributar al 21 por ciento de su coste, por lo que contratar los servicios de un autónomo o empresa de garantías que revise nuestra fontanería, climatización o solería resultará más barata antes del sábado. Además, hay que tener en cuenta que los pequeños desperfectos deben ser reparados antes de que vayan a mayores y reviertan en problemas de mayor coste, hablando incluso más allá de lo meramente económico.

Por poner un ejemplo, si vemos que nuestro frigorífico pierde fuerza a la hora de enfriar lo ideal es llamar a un técnico antes de que tengamos que sustituirlo por uno nuevo. Además, la revisión soportará un IVA tres puntos menor y supondrá un coste inferior.
0