Una audiencia nada «galáctica» - abcdesevilla.es

 

Una agencia especializada asegura que la televisión china exageró los datos del Madrid-Osasuna y cifra el número de espectadores en poco más de un millón

V. PÉREZMARCHELLO / MADRID  Día 14/11/2011 - 20.50h ÓSCAR DEL POZO

La diferencia, en números, supera al censo español. La empresa de audimetría Kantar Media pone en duda que 60 millones de chinos se sentaran delante de su televisor para ver el partido del Real Madrid contra Osasuna. De hecho, aseguran que la audiencia apenas superó el millón de espectadores.

Los intentos de expandir el fútbol europeo en el mercado asiático han reprogramado los horarios de las grandes Ligas. La española ha sido una de las últimas en subirse al carro. Tras las pruebas en la recta final de la pasada temporada, la Liga incluyó un partido los domingos al mediodía. Un horario con el que atraer al mercado asiático, donde ya ha penetrado con fuerza la Premier League inglesa.

El Real Madrid disputó el pasado 6 de noviembre su primer partido en horario matutino. Con el Bernabéu a reventar cabía esperar que la expectación en China fuese importante. Tras el encuentro, Beijing TV apuntó una cifra de 60 millones de espectadores que fue divulgada por celeridad por los medios de comunicación. Nada más lejos de la realidad. Kantar Media, una compañía especializada en las audimetrías y encargada, por ejemplo, de las audiencias de televisión en España, cifra la audiencia en 1,3 millones de personas, de acuerdo con los datos provistos por la empresa de estudios de mercado CSM.

Ping-pong a la hora del partido

Los corresponsales en el país asiático fueron los primeros en poner en duda el abultado número. Especialmente por la dificultad con la que se encontraron los seguidores blancos de seguir en directo el encuentro. A las 19 horas en Pekín, instante en el que arrancaba el choque en el Bernabéu, la cadena nacional de deportes CCTV-5 retransmitía un encuentro de ping-pong según subrayó el corresponsal de este periódico en Pekín. De hecho solo Beijing TV y Shanghai TV ofrecieron el encuentro en directo.

Mientras la Premier recibe de Asia casi la mitad de sus ingresos televisivos, España trata de ganar cuota de mercado. A la vista de los números, no lo conseguirá de la noche a la mañana. Los medios de comunicación y la prensa china, eso sí, no renuncian a soñar con todo un Barcelona-Real Madrid en su prime time. Quizás así los datos de audiencia sean más importantes.

Una audiencia nada «galáctica» - abcdesevilla.es

0