"La Torre Pelli es un edificio que está muy bien pensado para Sevilla" - El Correo de Andalucía

 

"La Torre Pelli es un edificio que está muy bien pensado para Sevilla"Ismael G. Cabral, Sevilla Actualizado 25/11/2011 21:42

José María Bascarán es el presidente de ‘Sevilla se mueve’, una asociación sin filiación política que apoya una ciudad bien asentada en el siglo XXI. - Alejandro Ramírez

Presidente de la asociación ‘Sevilla se mueve’, representa a la ciudad que mira con ilusión y atrevimiento al futuro. Por eso aplauden con juicio Metropol Parasol y la Torre Pelli

En la asociación Sevilla se mueve aspiran a una ciudad dinámica y conectada al futuro. Por eso aplaudieron sin fisuras la peatonalización, el tranvía, la red de metro y Metropol Parasol. Y por lo mismo se dejaron la piel en la defensa del extinto proyecto de la Biblioteca del Prado. Ahora la Torre Pelli centra sus acciones, encaminadas a defender la idea de que la Giralda y el rascacielos pueden convivir perfectamente y hacer aún más atractiva la ciudad. Su presidente, el arquitecto técnico José María Bascarán, y el resto de miembros de la organización "aman" Sevilla. A su manera, claro. Que puede que no sea la de todos, pero sí tal vez la de la mayoría.

-Tiene uno que sentir un apego muy grande por Híspalis para involucrarse en una asociación que le hace convertirse en el blanco de las críticas, ¿no?

-Desde luego. Pero precisamente por eso, porque amamos a Sevilla luchamos por lo mejor para ella, y lo mejor es conectarla al futuro, modernizarla con cabeza, hacerla, en fin, más habitable. Esto conlleva aguantar todo tipo de difamaciones, la más común, que estamos a sueldo del PSOE y Cajasol. Algunos no se quieren enterar de que somos críticos con todas las instituciones, independientemente de quien las gobierne. Y que, por supuesto, nos autofinanciamos entre nosotros. No recibimos ayuda económica de nadie. Sevilla se mueve se fundó en 2008 a partir de un grupo de amigos, de todas las ideologías, con una visión similar de Sevilla.

-¿Sevilla se mueve un poco más lenta desde que Zoido y su equipo llegaron al consistorio?

-Es obvio, ¿no? La ciudad está involucionando. Fuimos críticos con algunos aspectos del Plan Centro que diseñó el anterior equipo municipal, pero el PP lo ha eliminado sin aportar una alternativa válida. Tampoco están dando un apoyo decidido a proyectos de la ciudad de tanto peso como la Torre Pelli, sobre la que sólo saben sembrar dudas. Estamos convencidos de que Sevilla, mayoritariamente, sí quiere ese edificio.

-Pero la Unesco no parece tan segura como ustedes...

-La Unesco protege una zona muy pequeña de lo que en Sevilla se considera casco histórico. Es más, nuestro Plan Urbanístico protege mucho más que la zona perimetrada por el organismo europeo. Además, no hay ningún sitio donde la torre afecte a la visión de la Giralda. Al menos no mientras que el ser humano no desarrolle una visión de 180 grados.

-¿Cree entonces que Sevilla tendrá su rascacielos?

-Esperemos que sí. La Unesco dijo en Brasilia hace dos años que no había afección del patrimonio ante un caso similar al nuestro.

-¿Si la Unesco se posicionara en contra ustedes seguirían igualmente apoyando la torre?

-Por supuesto, entre otras cosas porque si fuera así la Unesco perdería toda su credibilidad. Defendemos el proyecto porque es una inversión privada que cumple todas las exigencias, porque el edificio lleva el nombre de uno de los más célebres arquitectos y porque la Torre Pelli está muy bien pensada para Sevilla. Es un edificio esbelto que mira a la ciudad, que no interfiere en su paisaje y que proporcionará un mirador en altura con unas vistas desconocidas.

-Pero para mirador ya está el de la Giralda...

-...pero desde el mirador de la Giralda no se ve la Giralda. Desde Metropol Parasol sí, y también desde la Torre Pellí. Entonces el turista tendrá tres lugares que visitar, tres vistas que contemplar. Esto conlleva una mayor atracción para el visitante: el que viene por primera vez, que tendrá que pasar más tiempo aquí, y el que ya ha estado, que regresará para conocer las novedades.

-Ustedes apoyaron con firmeza Metropol Parasol. ¿Cree que Sevilla ya ha hecho suyo el monumento?

-¡Todo el mundo está encantado con las setas! Metropol ya es un sitio obligado de la ciudad. Esto siempre es así, al sevillano le asusta mucho la novedad pero luego sabe valorar el resultado. Sucedió con el carril bici también. Y así ocurrirá cuando tengamos la torre edificada. No es un vaticinio gratuito, se lo aseguro.

-Tanto defender la novedad les habrán puesto de frente ante las fieras del inmovilismo...

-No nos sentimos amenazados, pero sí observamos cómo nos cuesta mucho llegar a determinados medios de comunicación. Y nos molesta que nos difamen. Por ejemplo: apoyamos la Biblioteca del Prado, un proyecto avalado por la Universidad de Sevilla. Sólo nos movía la creencia de que ese era un proyecto beneficioso en un lugar, el Prado, que es un gran solar de paso con unos cuantos árboles. Respetamos la Sevilla tradicional, pero también la que quiere poner un pie en el futuro.

-No imagino a Sevilla se mueve en las sillas de La Campana un Domingo de Ramos...

-Pues puede que se equivoque. Las fiestas de la ciudad son maravillosas pero su halo no puede imantar todo el calendario. Ocurre que en cuanto se abre un debate viene una fiesta y se aborta. Semana Santa, Feria, Rocío... y así todo el año. Luego están los tópicos, esos que alimentamos nosotros mismos, ¿a qué viene que en la entrada de la Copa Davis aparezca una gitana con una raqueta? Eso produce vergüenza ajena.

-¿En qué punto debería estar el Metro dentro de cuatro años?

-Esta legislatura, probablemente, pasará sin pena ni gloria. Con Soledad Becerril Sevilla ganó la Escoba de Oro a la ciudad más limpia. Eso es estupendo. Pero, aparte de unos cuantos setos con flores, poco más se hizo. El Metro tiene que seguir avanzando, pero también el tranvía que debería llegar a la Alameda y la Barqueta. Claro que en esto hay otro conflicto ajeno a los colores políticos, la escasez de dinero.

-¿De qué tesoro de Sevilla se sienten más orgullosos?

-Hasta hace diez años, de la Plaza de España, un símbolo definitorio de la arquitectura del 29. Hoy, de Metropol Parasol y de la Biblioteca del Prado si esta se hubiera llegado a construir. Y hay que seguir avanzando, no podemos pretender que casi un siglo después de aquella exposición sigamos viviendo turística y socialmente de su herencia.

-¿Qué ciudad se mueve más?

-Barcelona es una ciudad modélica y muy activa. También Bilbao y San Sebastián. Y Valencia, pero allí todo se ha hecho a golpe de talonario, creando decorados y endeudándose hasta los ojos.

-¿Se iría de copas con un socio de la Plataforma Contra la Torre Cajasol ¡Túmbala!?

-Claro que sí. En Sevilla se mueve nos encanta discutir con pasión, convicciones y argumentos. Pero eso sí, sin falsas descalificaciones de por medio.

"La Torre Pelli es un edificio que está muy bien pensado para Sevilla" - El Correo de Andalucía

Comentarios