Una cofradía en la calle, paso a paso. La Virgen se viste de palio

 

Una cofradía en la calle, paso a paso. La Virgen se viste de palio

Miércoles 13 de Abril de 2011 22:06 Cristina Aguilar

http://www.abcdesevilla.es/videos-semanasanta/20110414/cofradia-calle-paso-paso-902877120001.html

El pasado lunes, de madrugá, la Hermandad de El Cachorro subió a la Virgen del Patrocinio al paso de palio. Sólo quedan retoques, el Viernes Santo ya está aquí.

La plata ya reluce, los costaleros y el capataz con las órdenes memorizadas –aunque algunas surjan en la Carrera–, y la Virgen donde debe de estar, en el paso de palio. Sucedió el pasado lunes, a seis días del comienzo de la Semana Grande de Sevilla. Trece priostes de la Hermandad de El Cachorro daban las penúltimas pinceladas, con vista ya al Viernes Santo, al paso de la Virgen del Patrocinio. Probablemente, ese lunes, llevaron a cabo el trabajo más complejo de todo el proceso por el cual una cofradía sale a la calle: el montaje del techo de palio. Pocas veces –o ninguna–, un medio de comunicación ha tenido la oportunidad de asistir a un hecho de estas características. Muchas hermandades guardan con recelo ciertos momentos del montaje de los pasos, sin embargo, El Cachorro nos ha permitido –como podrán ver en el vídeo– llevar a los lectores tales imágenes.

Todo estaba medido al milímetro. Priostes con una larga trayectoria en la Hermandad trabajaban codo con codo con chavales, de apenas veinte años, que sabían a la perfección que debían de hacer. Abraham –prioste primero de la Hermandad desde hace ocho años–, era el nombre que más resonaba en las paredes de la capilla de El Cachorro ese día. Lo imprescindible era que cada uno sabía dónde tenía que estar. El techo de palio tiene un gran valor para la Cofradía. Lo trataban con mimo y delicadeza, asegurando con arandela y tornillo que nada se pudiera escapar el Viernes Santo por el camino. Un sistema de poleas, manejado por seis priostes, levantaba el palio hasta el techo de la capilla. Al mismo tiempo, se aproximaba la parte inferior del paso para situar, otros cuatro priostes posteriormente, los varales y ensamblarlos con las bambalinas.

La imagen es impresionante, sobre todo, para todo aquel que nunca ha vivido un momento así. No obstante, para llegar ahí, antes se han tenido que realizar una serie de pasos, no tan laboriosos como la colocación del techo de palio, pero que merecen mención, como es: la colocación de la candelería y la peana de la Virgen; la ensambladura de los respiraderos y los faldones, y, un día después de que el techo de palio corone el paso de la Virgen, la fundición de las velas para dar luz al rostro de la Señora. Sólo quedan retoques, uno de ellos, el adorno floral, lo último que confecciona la Hermandad antes de su salida. Exactamente, el próximo Viernes de Madrugá.

La cuenta atrás para el Viernes Santo se siente, ya aún más si cabe, en los corazones de los hermanos de El Cachorro. Siempre pendientes de la predicción meteorológica –que de eso entienden bastante–, piden a la Virgen hacer una Estación de Penitencia sin incidentes, de lucimiento; para que todo el sevillano que se cruce con Ella por las calles de Sevilla, le dedique una oración para que el Viernes Santo del próximo año pueda volver a verla.

Feliz Estación de Penitencia a los hermanos de El Cachorro y gracias

http://www.abcdesevilla.es/videos-semanasanta/20110414/cofradia-calle-paso-paso-902877120001.html

Una cofradía en la calle, paso a paso. La Virgen se viste de palio

Comentarios