Un Guadalquivir sin vallar para bañistas ilegales - abcdesevilla.es

 

Un Guadalquivir sin vallar para bañistas ilegales

Está prohibido el baño en el río y hay sanciones que pueden alcanzar los 300 euros

A. FLÓREZ / SEVILLA

Día 20/07/2010

RAÚL DOBLADOLa muerte por ahogamiento de un joven africano hace dos días en el Guadalquivir trae a la actualidad un problema que se reproduce cada verano en cuanto aprieta el calor y el río es utilizado casi impunemente como zona de baño, con caso omiso a la prohibición existente por un lado y del estado de contaminación que presenta por otro, con un fondo en el que se han sedimentado toda clase de desperdicios que incrementan el riesgo.

Lamentablemente, la muerte de este inmigrante de Uganda, cuyo cuerpo rescataron los bomberos con un equipo de buceo «personal» de uno de los miembros del servicio municipal, porque dicho servicio, a día de hoy, carece de un equipo específico para rescates en el medio acuático, se une a la que se registró el pasado mayo, cuando falleció un indigente que se bañaba, y a la del pasado septiembre de 2009, cuando se halló el cadáver de un varón flotando a la altura de la Torre del Oro.

Es evidente que, a lo largo de este mes, con las altas temperaturas que se han registrado, han proliferado bañistas a lo largo de todo el río y es posible, como cada año, ver a grupos de jóvenes en la zona del puente de la Barqueta, la pasarela de la Cartuja, la plataforma del Jardín Americano, distintas zonas del Paseo de La O, las zapatas de la calle Betis... Además, en estos últimos tiempos se están produciendo situaciones aún más peligrosas al haberse puesto de moda saltar desde los puentes, hechos que han denunciado ante el Ayuntamiento los piragüistas, ya que los saltadores pueden caer sobre ellos, sin que hasta el momento se haya tomado medida alguna para evitarlo.

Pero a estas actividades de equívoco carácter lúdico se unen los indigentes e inmigrantes que utilizan el Guadalquivir para su higiene al no tener algún tipo de servicio público para su aseo, añadiéndose a la lista de posibles víctimas por ahogamiento. Es cierto, por otra parte, que figuran muy pocas indicaciones explícitas indicando la prohibición de baño, regulada por la Autoridad Portuaria de Sevilla, como toda actividad que se realice en la lámina de agua, y muy pocos saben que puede haber sanciones que van de los 200 a los 300 euros aproximadamente para aquellos que se bañen en el río.

«No se puede vallar»

Fuentes de la Autoridad Portuaria, reconocieron a ABC de Sevilla la dificultad para controlar las actividades prohibidas en la lámina de agua, haciendo especial hincapié en los pantalanes que ha autorizado, a los que se unirán en breve siete, que son responsabilidad del concesionario. «No se puede vallar el río», dijeron las mismas fuentes, que apelaron a la responsabilidad de los particulares para no bañarse en el río y añadieron que «tenemos pocas opciones», ya que sería imposible patrullar por el río para localizar zonas que estén siendo utilizando ilegalmente para el baño. La Autoridad Portuaria sólo si reciben algún aviso concreto sobre alguna zona del río actuaría, acudiendo a la Policía Local.

Un Guadalquivir sin vallar para bañistas ilegales - abcdesevilla.es

0