La obra de San Jacinto se retrasa hasta el mes de agosto - El Correo de Andalucía

 

La obra de San Jacinto se retrasa hasta el mes de agostoJ. Alonso, Sevilla Actualizado 29/06/2010 19:20

Los trabajos de peatonalización de la vía se aplazan hasta que finalice la Velá. El retraso del expediente administrativo ha impedido que las obras comiencen en junio.

El retraso de la tramitación del proyecto para las obras de peatonalización de San Jacinto ha obligado a replantear los plazos: los trabajos no comenzarán hasta que concluya la Velá de Triana, prevista para finales de julio. Esta nueva planificación sustituye a la diseñada por el Gobierno local a principios de mayo, cuando fijó el 14 de junio como día de inicio de las reformas con el objetivo de no causar molestias en La Estrella -que salió el 12 de junio-, en la Velá -a finales de julio- y en la procesión de La Pastora -en septiembre-. El planteamiento era centrar los trabajos entre la segunda quincena de junio y la primera de julio, pero a punto de iniciar este último mes ni siquiera está aún adjudicado el concurso -al que se han presentado numerosas ofertas, según fuentes municipales-. El Gobierno local aboga ya por una nueva hoja de ruta y por centrar los trabajos en agosto, según confirmaron desde el propio distrito.
Con este nuevo cronograma los plazos están muy ajustados para llegar a tiempo a la salida de La Pastora -a mediados de septiembre- y para evitar que en la vuelta de las vacaciones y en el inicio del curso escolar San Jacinto esté en obras. Según los datos del propio concurso, los trabajos, con un coste de alrededor de 400.000 euros -aunque en el la publicación en el BOJA se le atribuyó por error un presupuesto de más de dos millones de euros-, se prolongarán alrededor de tres meses, lo que implica que sobre el papel las obras podrían durar hasta octubre. El distrito, sin embargo, confía en que se puedan acelerar y se completen en agosto, en plenas vacaciones, las obras que puedan suponer más molestias.

Sí se han iniciado ya, según apuntaron tanto desde el distrito como desde Urbanismo, las labores previas informativas con los vecinos y comerciantes afectados. Éstas se prolongarán durante las próximas semanas. El Ayuntamiento se encontró con el rechazo de un sector de vecinos y comerciantes a la transformación de San Jacinto, que incluso derivó en manifestaciones y protestas ante la sede del distrito. Ahora, tras varios meses de prueba, se explicará a estos colectivos la necesidad de las obras y las ventajas de restringir al tráfico esta calle.

Con el inicio de los trabajos entre finales de julio y principios de agosto, San Jacinto volverá a estar en obras por segunda vez en este mandato. El plan de peatonalización se diseñó después de una primera reforma en la calle tras un debate abierto el pasado verano por el entonces delegado del distrito Triana, Alberto Moriña. Cuando se planteó, la calle estaba en obras para la mejora de las canalizaciones y para la implantación del carril bici en el marco de la ampliación de la red incluida en el plan extraordinario estatal de inversiones. Durante los primeros meses, desde el mes de diciembre, se optó por cerrar simplemente al tráfico la vía -como ocurrió en el Paseo del Cristina- pero manteniendo su anterior diseño. El Gobierno local alegó que con este modelo no se conseguía que el peatón ganara realmente la vía e impulsó un plan de reordenación pilotado por el propio distrito y por la Gerencia de Urbanismo.

El diseño se cerró en el primer trimestre de 2010. Se levantará todo el pavimento de la vía para dejar la calle a cota cero y con un estilo homogéneo. Esta reforma obligará a levantar el carril bici que tendrá en San Jacinto un modelo especial, único en la ciudad. Contará con unas láminas de luz en torno a la vía ciclista de color azul - una referencia al río, según trasladaron sus propios autores al Gobierno local-. El diseño de la calle San Jacinto implica también la sustitución de las luminarias y del resto del mobiliario urbano, así como la instalación de nuevos bancos con asientos de madera y con unos respaldos elaborados con cerámica típica del barrio de Triana.

El Ayuntamiento llegó a plantear el pasado mes de mayo el inicio de una siguiente fase de reordenación del tráfico de Triana que incluía la implantación de carriles bus y del sentido único en Pagés del Corro. La propuesta difundida por el propio alcalde planteaba que una vez finalizada la obra de San Jacinto se iniciaran estas reformas para que se pudieran acometer antes de la finalización del mandato. Pero fue el propio distrito Triana y un sector del grupo socialista el que propuso paralizar estas actuaciones de momento para evitar causar más molestias a los vecinos y centrar los recursos en realizar las mejoras necesarias en las calles y reparar los errores detectados de la primera reordenación.

La obra de San Jacinto se retrasa hasta el mes de agosto - El Correo de Andalucía

Comentarios