Chabolistas de Bermejales colonizan la dehesa de Tablada - abcdesevilla.es

En 2004, algunas de las familias recibieron 42.000 euros del Ayuntamiento para que dejaran el chabolismo y ahora vuelven a esa «tierra de nadie», aunque las atienden los servicios sociales.

AMALIA F. LÉRIDA / SEVILLA Día 03/07/2010 - 09.05h

RAÚL DOBLADO

Aspecto de una de las chabolas que se han construido recientemente

No son Los Caracoleños que el año pasado se asentaron varios meses en la dehesa de Tablada huyendo del Polígono Sur por temor a represalias del clan de Los Marianos tras una reyerta que costó la vida a un joven de esta familia.

No. Los Caracoleños están en las casas de las Tres Mil que dejaron atrás y que luego ocuparon tras romper el precinto de la Junta de Andalucía y ahora tendrán que declarar ante el juez por «ocupación ilegal» tras ser denunciados por esta Administración al no aportar justos títulos que acrediten que son los propietarios.

Algunas de las diez familias y más de once chabolas que en la actualidad hay en Tablada, bajo el puente de Juan Carlos I, compartieron escenario con Los Caracoleños y otras han llegado recientemente. Son españolas y de etnia gitana y además, según ha podido saber ABC no faltan las que en 2004 salieron de Bermejales con los 42.000 euros en la mano y, al parecer, no compraron sus casas sin papeles, como Los Caracoleños. Mientras que afianzan su situación, perfeccionando a medida que pasan los días unas chabolas para formar el paisaje de bienvenida a la capital a la vista de los miles de conductores que atraviesan ese acceso, ninguna Administración se hace cargo de ellos. Unas y otras se tiran la pelota. El Ayuntamiento dijo en un primer momento que los terrenos eran de la Junta de Andalucía. La Delegación de Gobernación, confirmó luego a ABC que no tenía la Administración autónoma competencia alguna sobre la zona y remitió, de nuevo, al Ayuntamiento. Allí, en Urbanismo, manifestaron que era predio de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir y aquí, por último, aseveran que no tienen nada que ver con la dehesa.

Luego los chabolistas están en «tierra de nadie» que es la posición más cómoda para ellos y el denominador común de los asentamientos que en Sevilla han echado raíces y que, luego, ha costado una odisea desmantelar mientras se busca o no a la propiedad de los terrenos en los que se ubican. Ellos no han recibido ninguna orden judicial de desalojo pero dicen que «hace meses llegaron y nos dijeron que nos teníamos que ir de aquí y hasta ahora ya no nos han molestado más». Entre las familias hay unos 20 menores que están escolarizados y todos reciben atención de los servicios sociales del Ayuntamiento de Sevilla y del educador de calle Jorge Morillo que no escatima esfuerzos para llevarlos a la playa o atenderlos en la medida de sus posibilidades.

Por las entradas y salidas de la dehesa hacia Los Remedios y Triana se ven cada mañana salir por el arcén de la autovía con sus carros, bolsas, colchones y bebés en el «cuadril».

Se están acomodando. Y con más suerte que Los Caracoleños que fueron expulsados con una orden judicial. Ahora la Junta tendrá que buscar una vivienda a estas familias y al clan de las Tres Mil, si prospera la denuncia por ocupación ilegal, una tarea que costará dinero y esfuerzo para integrarlas.

Chabolistas de Bermejales colonizan la dehesa de Tablada - abcdesevilla.es

Comentarios