El exceso de obras en curso obliga a retrasar la reforma del puente del Cachorro. El Correo de Andalucía.

 

El exceso de obras en curso obliga a retrasar la reforma del puente del CachorroN. Jiménez, Sevilla Actualizado 02/11/2009 20:39

El asfalto del puente está plagado de baches. - Paco Cazalla

El arreglo debió de empezar el pasado mes de abril, pero se pospone sin fecha para no incrementar el colapso de tráfico

Ante el aluvión de obras que soporta la ciudad en estos momentos, sobre todo por los planes de inversión de la Junta y el Estado para paliar la crisis en el sector de la construcción, el Ayuntamiento no empezará todavía el arreglo del puente del Cristo de la Expiración, rebautizado como el del Cachorro. Esta actuación, muy necesaria dado el mal estado del puente, podría provocar grandes atascos en una de las principales vías de entrada y salida a la ciudad. Así que el Consistorio ha decidido esperar y el arreglo, previsto para abril, se ha quedado sin fecha en el calendario.

El inminente inicio de trabajos tan críticos para la circulación de la ciudad como los dos pasos subterráneos de La Palmera y Los Arcos y la prolongación del recorrido del Metrocentro han dado el argumento definitivo para parar los trabajos.
Pese a todo, la situación del puente continúa siendo muy mala. De hecho, esta infraestructura ha tenido que cumplir la mayoría de edad para que se proyecte su primera intervención de importancia, algo que para su diseñador, el arquitecto José Luis Manzanares, presidente del Grupo Ayesa, llega tarde.

Cuando se acometa la obra, ésta durará seis meses y supondrá el corte de la mitad de los carriles. Costará casi un millón de euros, la partida incluida en los presupuestos de la Gerencia de Urbanismo para 2009. Con este dinero se repondrán el pavimento, las juntas y el equipamiento del puente del Cristo de la Expiración, una de las vías más transitadas de toda la ciudad al ser la salida natural hacia el Aljarafe y hacia Huelva y, por ende, sus playas.

Dado su volumen de tráfico, el proyecto señala que la obra tiene que "contemplar necesariamente el mantenimiento de la circulación al menos en el 50% de la capacidad de la vía, de manera que no se requiera el corte total del tráfico", que tendría resultados catastróficos.

El arreglo de esta infraestructura, que fue pensado para presentarlo al Plan 8.000 con vistas a obtener financiación estatal, será finalmente ejecutado por la Gerencia de Urbanismo. Las obras, previstas para el pasado mes de abril, incluyen la reposición completa de los pavimentos de la calzada del puente y sus accesos, así como de las juntas para la mejora de sus condiciones de seguridad vial. De esta forma, se tendrá que retirar todo el asfalto para renovarlo por completo, lo que provocará un corte de tráfico escalonado y parcial.

El proyecto prevé también "ordenar adecuadamente las superficies destinadas a la circulación de vehículos, las bicicletas y los peatones", después de que el carril bici se añadiera sobre las aceras años después de que el puente fuera construido.

El puente metálico fue diseñado para la Expo de 1992 por José Luis Manzanares, quien aseguró a este periódico el pasado marzo que el puente está "realmente mal cuidado". Y es que las grietas y los socavones están a la orden del día en una vía por la que circulan muchos autobuses, camiones y coches diariamente. Su ubicación, junto a la estación de Plaza de Armas, y su intenso tráfico han hecho seria mella en él. Hasta ahora, las únicas reparaciones realizadas se han limitado a rellenar los baches sin demasiado éxito, principalmente porque el Ayuntamiento no se atrevía a cortar esta arteria tan importante.

Los pasos soterrados se inician en 15 días. El Consistorio iniciará las obras de los dos pasos soterrados previstos en los cruces de La Palmera y Los Arcos antes del 15 de noviembre, esto es, en menos de dos semanas. En el caso del de Los Arcos, en atención a lo que han solicitado los comerciantes, las obras se iniciarán por la parte de La Ranilla y no en la propia rotonda, para que de cara a la campaña de compras navideñas el cruce no se encuentre completamente levantado, lo que sería un desastre para la circulación dados los embotellamientos que se forman para la entrada y salida del centro comercial.

Esta obra, con un presupuesto de cinco millones de euros y un plazo de ejecución de ocho meses para soterrar la Ronda del Tamarguillo, supondrá la reforma del acceso a Sevilla en el cruce de Los Arcos, que quedará configurada con un carril de circulación por sentido. Además, se habilitará una plataforma peatonal que discurrirá desde el barrio de Los Pajaritos hasta Nervión, evitando los distintos cruces de carreteras que son necesarios ahora para atravesar el cruce del centro comercial, según recordó el concejal de Movilidad, Francisco Fernández.

El edil responsable del tráfico adelantó además que el Ayuntamiento presentará hoy el plan de obras del primero de los dos pasos soterrados, el del cruce de la avenida de La Palmera con Cardenal Bueno Monreal, con el calendario de actividades previsto para los ocho meses que durarán las obras, cuyo coste también ronda los cinco millones.

El Correo de Andalucía - Diario de Noticias Sevilla, provincia, cultura y deportes - El exceso de obras en curso obliga a retrasar la reforma del puente del Cachorro

0